LA FRIGIDEZ PSICOLÓGICA

Se define por la ausencia de sensación voluptuosa en la relación sexual. Puede ser total o parcial, cuando equivale al exclusivo placer erótico que produce el acercamiento y el juego sexual o la estimulación de zonas erógenas, sin lograr el clímax ú orgasmo durante el coito.

La frigidez en la mujer es comparable a la impotencia masculina, aunque su frecuencia es mucho mayor. Sin embargo, se desconoce exactamente a qué se debe y que las causas somáticas son escasas, por lo tanto, las teorías que más se sostienen son las que la atribuyen a factores psicológicos.

Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis fue quien reconoció que para la mujer, la evolución de la sexualidad a la etapa adulta resultaba más difícil.

Según su teoría sexual, los seres humanos experimentamos placer sexual desde que nacemos y cada etapa del desarrollo implica un cambio de zona erógena, es decir, la región del cuerpo que a esa edad es donde se siente mayor placer sexual.

Todas las etapas previas de la madurez sexual estarán presentes toda la vida y serán necesarias y útiles durante las experiencias preliminares antes de la penetración en las relaciones sexuales.

Los traumas en cada etapa de desarrollo, por exceso de gratificación o por exceso de frustración, pueden producir una fijación, por lo tanto, puede permanecer ese modo de satisfacción inmaduro en la edad adulta, dificultando la evolución a una sexualidad más madura.

En la última etapa del desarrollo sexual, la mujer adulta tiene que cambiar de zona erógena, que en lugar de ser el clítoris se encuentra en el fondo de la vagina, en tanto que para el hombre seguirá siendo el pene.

Existen también factores culturales y sociales que inhiben a la mujer a demostrar excitación sexual y a disfrutar como el hombre. Por ejemplo, una mujer que no quiere quedar embarazada, puede ser frígida como una forma de evitar la relación sexual que produce la preñez. También puede experimentar falta de apetito sexual y dolor aquella mujer que percibe como pecaminosa su relación marital.

Los hábitos de limpieza, la educación y la percepción que tenga cada uno, suelen entorpecer y modificar los estímulos naturales que existen para generar la atracción sexual, como el olor, el calor y el tacto.

Tanto el olfato como la sensibilidad al tacto son sentidos que los seres humanos están perdiendo por el predominio de los medios audiovisuales.

Nos hemos condicionado a los desodorantes y al uso de jabón y perfume, y el olor natural humano termina yéndose por la cañería.

En una pareja estable existe la oportunidad de crecer juntos sexualmente y poder llegar a comprender cuál es el modo más adecuado y placentero de complacerse uno al otro.

En el sexo ocasional, las mujeres no suelen lograr relaciones satisfactorias, porque cuando hay frigidez no hay entrega.

SÍNTOMAS

Falta de lubricación

Poca iniciativa a la relación

Excitación baja o nula

Ausencia de pensamientos eróticos

Desaparición de placer durante la relación

Dolor

EL EMBARAZO PSICOLÓGICO

Los síntomas de un embarazo psicológico o pseudociesis son similares a los de un embarazo normal, ya que las mujeres pueden experimentar aumento de peso, náuseas, vómitos, producción de leche, sensación de movimiento fetal y modificaciones en el tamaño de las mamas. Entonces, ¿cómo diferenciar un embarazo psicológico de uno real?

¿Cómo se detecta un embarazo psicológico?

Mediante una prueba de embarazo en sangre. Solo las mujeres embarazadas de verdad producen una hormona llamada Gonadotropina Corionica (hCG) que puede detectarse con gracias a los análisis de sangre.

El vientre de la embarazada en general, crece y hace que el agujero del ombligo "desaparezca". Este signo tan particular no se observa en una mujer con embarazo psicológico.

Ciertos fármacos, como los que inhiben la producción de dopamina, pueden causar los síntomas más comunes del embarazo, de manera que la mujer podría confundirse, especialmente si ha mantenido relaciones sexuales sin protección y piensa que está embarazada.

¿Qué lleva a una mujer a sentir un embarazo fantasma? Se dice que la ansiedad por tener un niño o, por el contrario, el temor a tener hijos sin desearlos pueden causar esta preñez imaginaria y que, a pesar de no existir un embrión que se desarrolle en su interior, la mujer puede percibir síntomas similares a los del embarazo. 

A pesar de que la gestación mental puede coincidir con casos en que la capacidad para tener hijos disminuye o es nula, no hay relación directa o estrecha entre la preñez psicológica y algún problema físico u hormonal, como tampoco hay forma de predecir cuándo ocurrirá.

Un embarazo mental puede presentarse en mujeres de diferentes edades, no es factor que interfiera con la maternidad posterior y tampoco requiere tratamiento ginecológico para ser superado, pero sí psicológico debido a su naturaleza.

La presión y el miedo a defraudar a la familia o desmoronar su relación sentimental si no se tiene un hijo, o los casos de infertilidad, son las principales causas de un embarazo psicológico. No obstante,  también se presenta paradójicamente en adolescentes que inician su actividad sexual y sufren el temor a tener hijos en ese momento.

Tratamiento del embarazo psicológico

Dado que la mujer cree estar embarazada y acude al médico para llevar control de su gestación fantasma, de inmediato el especialista se percata del falso embarazo a través de exploración física, pruebas de laboratorio, ultrasonido y comprobación del tamaño del útero.

Los resultados obligan a aceptar la realidad. En cuanto se convence a la mujer sobre su embarazo nervioso, disminuye su tensión y se reestablece el equilibrio en su organismo. Pero el diagnóstico debe hacerse tempranamente para evitar que desarrolle problemas psicológicos como depresión.

En el caso de adolescentes que creen estar embarazadas, darles información sobre sexualidad y permitirles expresar su angustia les aliviará la tensión y su organismo volverá a la normalidad y en ambos casos ofrecer la psicoterapia oportuna.

EL DELITO DEL “SIGILO SEXUAL”

Muchas personas aceptan una vida sexual promiscua, amparadas en el hecho de protegerse usando preservativo. Sin embargo, una nueva moda circula entre este tipo de amantes: en el momento culminante del acto sexual el varón se quita el preservativo de forma subrepticia y su pareja eventual ni cuenta se da, culminando el orgasmo sin protección ni consentimiento. Para algunos juristas esto se tipifica como violación.

Esta perturbadora tendencia llamada sigilo sexual (stealthing o stealth sex) es la última preferencia provocada por las redes sociales. El término fue desarrollado por Alexandra Brodsky mediante un estudio publicado en la revista Columbia Journal of Gender and Law, donde ella presenta entrevistas con víctimas de esta técnica donde los hombres suelen quitarse el condón en secreto durante el acto sexual con parejas ocasionales.

Brodsky en su investigación se enfoca en el mundo de las redes sociales, en el uso de aplicaciones de citas como Tinder, donde los hombres después de distintos encuentros tienden a buscar sexo sin compromisos con las víctimas, y durante el acto se sienten con el derecho a llevar el acto de la penetración sin condón, evitando consultar a la pareja.

Brodsky se interesó en el fenómeno cuando ingresó a la escuela de leyes en la Universidad de Yale en el 2013, pero se dio cuenta que muchas de sus amigas tenían una lucha constante contra el maltrato sexual iniciado por parejas ocasionales, y ellas se sentían violadas, que su confianza se había vulnerado y existía un daño grave a su dignidad, aparte de un potencial riesgo de embarazo no deseado o contagiarse del sida o cualquier otra enfermedad venérea.

En su trabajo, Brodsky cita el trabajo de Rebecca, una psicóloga que labora en una línea telefónica de asistencia en caso de crisis por violencia sexual, cuyas víctimas inician con una frase muy singular “No estoy segura si esto es violación, pero…”, posteriormente las historias muestran la vulnerabilidad de las mujeres por el grave daño moral provocado por las parejas ocasionales.

Las víctimas se enfrentan no sólo a los riesgos ya citados, sino también a los sentimientos de confusión, vergüenza y enojo por el sometimiento de relaciones sexuales sin protección que, evidentemente, no consintieron.

La investigadora también denunció la existencia de foros y eventos dedicados hacia los hombres para que sean “entrenados” para mejorar sus prácticas a la hora de quitarse el preservativo y que las parejas no se den cuenta. Brodsky aseguró que en dichas reuniones, a los caballeros se les ofrecen asesorías y “trucos” para que puedan quitarse el condón en pleno acto sin la previa aprobación de la pareja, además de incitar a la ideología de una “supremacía masculina, donde la violencia es un derecho natural del hombre”.

La abogada indicó que los varones no hacen dicho acto como una torpeza, sino que es una reacción misógina ante la posibilidad de fecundar a una mujer desconocida.
Aunque esta conducta es más común entre hombres que tiene sexo casual, también puede ser una actitud común entre parejas más estables.

 

LO QUE LAS HACE ATRACTIVAS PARA EL SEXO OPUESTO

 

LA CÉLEBRE REPUTACIÓN SEXUAL DE RASPUTÍN

Conocido como “el monje loco”, lo que seguramente inspiró al comediante Eugenio Derbez a crear su personaje del “lonje moco”, Rasputín ha logrado sobrevivir en la historia con muchas más trascendencia que el propio Zar Nicolás.

Son muchos los enigmas alrededor de este peregrino, místico y curandero ruso Grigori Rasputín, antiguo consejero influyente en el entorno de la familia Romanov, la cual derrocaron y asesinaron los bolcheviques. Pero en particular, desde que el  siberiano fuera asesinado en 1916, sorprende que algunas personas hayan deseado, desde entonces, hacerse con el “supuesto” y admirado pene del muerto. Finamente un prominente doctor ruso,  lo mostró como el verdadero miembro de Rasputín en un museo erótico en San Petersburgo, con unas impresionantes medidas de 30cm, el doble de un pene estándar,

Cuando Rasputín fue asesinado se dice que sus asesinos lo emascularon —es decir, le extirparon el aparato reproductor por completo— como una forma de humillar su cadáver.  Existen dos leyendas que explican lo que sucedió a partir de ese momento: una, que la doncella que se encargó de limpiar el sitio del asesinato se encontró con el miembro cercenado, lo conservó en un frasco y se lo dio a uno de sus parientes, que lo llevó subrepticiamente hasta Francia; y la otra, que una de sus amantes lo sustrajo “como recuerdo” tras la autopsia del curandero. Sin embargo, al hacer los exámenes correspondientes a lo que se suponía era el tremendo pene de Rasputín, los exámenes dejaron en claro que era otra cosa y no el órgano viril de un hombre.

Rasputín fue miembro influyente de los Zares, lo cual le granjeó muchos enemigos. Se dice que mientras la guerra iba de mal en peor, un acicalado aristócrata, el Príncipe Félix Yusupov, organizó una fiesta de medianoche para el prelado en el sótano de su castillo, utilizando como cebo a su bella esposa. Yusupov, quien fascinaba a Rasputín con sus dotes para cantar canciones gitanas y tocar la guitarra. En la noche del 29 al 30 de diciembre de 1916, Rasputín, que había sido advertido por el Ministerio del Interior sobre la existencia de un complot contra su vida, se estaba divirtiendo enormemente. Apuró varios vasos de vino envenenado y comió pasteles llenos de cianuro potásico en número suficiente para matar a una vaca, pero los venenos nunca hicieron efecto en el monje.

Pero la suerte estaba echada en contra de Rasputín y como el envenenamiento fracasó, le dispararon numerosas veces y luego lo apuñalaron otras tantas. Dos días después se encontró su cuerpo maniatado bajo el hielo del río Neva, con un brazo suelto y los pulmones llenos de agua. Rasputín estaba todavía vivo cuando lo sumergieron y había fallecido ahogado. Tenía apenas 44 años.

Campesinos acongojados de todas partes y las mujeres que le querían, lloraron la muerte de un hombre notable que, en su opinión, había sido enviado por Dios para decir al zar la verdad. «Si muero», había profetizado correctamente Rasputín, «el emperador perderá pronto su corona».

 

 

LO QUE LAS HACE ATRACTIVAS PARA EL SEXO OPUESTO

¿Está seguro amigo lector que sabes todo lo que su pareja desea? ¿La conoces al dedillo? Si cree que sí, ahí va un jarro de agua fría. En la Universidad de Indiana (EE.UU.) se realizó uno de los estudios sobre sexo más extensos de los últimos 25 años, en el que el 85% de los hombres aseguraron que su pareja había llegado al orgasmo en su última relación sexual. Bien por ellos. O no tan bien porque en esa misma encuesta tan solo el 64% de las mujeres dijeron que habían llegado al clímax. Es decir, un 20% de los caballeros estaban equivocados.

Cuando veas la barba de tu vecino afeitar… preocúpate por saber qué quiere tu pareja. Y para ello, basta con seguir leyendo las cosas que a ellas les gustan que su hombre haga, por ellas, por supuesto.

Déjale una pista olfativa

Si el sexo se ha convertido en algo predecible, impregna las sábanas con el aftershave que llevabas cuando empezasteis a salir. De este modo su subconsciente recordará tu atractivo inicial. Un estudio publicado en la revista Cognition and Emotion (EE.UU.) observó que los olores activan recuerdos más vívidos y evocadores. Situaciones que ella querrá recrear.

Envíale un mensaje bastante picante

La mayoría de mensajes subidos de tono tienen la misma sensualidad que un ataque de epilepsia. Un estudio publicado en la revista Archives of Sexual Behavior demostró que existe una manera de hacerlos funcionar.

Háblale de la última vez que ella tomó la iniciativa, recuérdale lo que hizo, lo que llevaba puesto, cómo olía y cuánto te gustó a ti todo aquello. Mostrar satisfacción aumenta la probabilidad de que ella repita.

Píllala tras la ducha

A ninguna mujer le gusta que la seduzcan mientras está metiendo los platos en el lavavajillas, pero no por eso subestimes la eficacia del elemento sorpresa. Si últimamente el sexo se ha convertido en algo rutinario, abórdala cuando esté saliendo de la ducha. Ponla contra la pared y bésala como si no pudieras contenerte. A ellas les encanta provocar una pasión que no puede esperar. Además, tendrá la piel más sensible por el agua caliente y disfrutará más las caricias.

Haz trabajos manuales

El 75% de las mujeres necesitan que les estimulen el Punto G y clítoris para llegar al orgasmo. Aunque es buena idea que ella se ponga encima porque así puede controlar el roce de su cuerpo con el tuyo, en realidad es más efectiva cualquier otra postura acompañada de una estimulación manual. Pídele a tu chica que se tumbe boca abajo y penétrala por detrás mientras la estimulas con la mano por debajo. Satisfacción garantizada.

Haz que se vea a sí misma de manera diferente

Bésale en el cuello mientras se está mirando al espejo y desnúdala muy despacio. Una investigación de la Universidad McGill (Canadá) descubrió que las mujeres responden a las imágenes sexuales exactamente igual que los hombres. Al verse desnuda se pondrá todavía más caliente. Naturalmente, esto es mejor que cualquier vídeo de porno.

Sedúcela con música

Ponle canciones con letras de alto contenido sexual y erótica, por ejemplo S&M de Rihanna. En un estudio publicado por la Asociación de Psicología de los Estados Unidos se llegó a la conclusión de que este tipo de música la predispone a dejarse seducir (nota: esta técnica quizá sea poco sutil en una primera cita).

LAS SORPRESAS (Favorables, obviamente)

No hay cosa más excitante para una mujer que una sorpresa, sobre todo si es sexual. Y para eso solo hace falta que se de cuenta de que hay un trabajo previo de parte de su pareja. Las sorpresas pueden ir desde llevar un espejo al dormitorio a preparar un baño o regalarle un conjunto de ropa interior. Lo mejor es preparar el terreno, y unos días antes decirle que tiene una idea que quieres probar con ella. Así irá fantaseando con la posibilidad y, además, valorará que haya preparado algo exclusivamente para ella

LA VARIEDAD

Un estudio de la Universidad de Indiana (EE.UU.) observó que combinar cuatro o cinco prácticas sexuales en una misma sesión aumenta muchísimo las probabilidades de que ella alcance el orgasmo. Empieza susurrándole algunas palabras “prohibidas” al oído y luego estimúlela con la lengua y con la mano. Utilice al menos una posición que permita contacto visual completo y otra con estimulación del clítoris. Para que la postura del misionero sea más interesante, digale que junte las piernas después de penetrarla para aumentar la fricción

HOMBRES CONCENTRADO

Las mujeres pueden perder un orgasmo incluso mientras está ocurriendo. Cuando vea que empieza, continúe haciendo lo mismo. La única excepción a esta regla es cuando es ella quien se mueve durante el sexo oral. En ese caso, deje que ella guíe la relación

HACER LAS COSAS COMPLETA

Hacer una sola cosa no es suficiente. En una relación sexual se vale de todo, no solo la simple penetración. Son necesarios los manoseos, los jugueteos con los pies, las caricias con la boca y todo cuanto sature de emociones a su pareja. Las terminaciones nerviosas no están uniformemente distribuidas, de manera que cuantos más ángulos cubras, mejor.

EMBISTA CON PRECISIÓN

Los hombres aguantan entre 3 y 7 minutos embistiendo antes de eyacular y la mayoría de mujeres necesitan más tiempo. Para aguantar más: empuje en dirección al punto G. Mueva el cuerpo hacia abajo, no hacia ella. Este movimiento presiona la uretra y retrasa la eyaculación

Que sientan respeto por sí mismas

Esto es una cualidad muy valorada por los hombres y también por las mismas mujeres, según encuestas impróvidas dentro de las aulas universitarias. A la gente, entonces, le gustan las chicas que se aferran a sus valores y a sus ideales, que no se dejan cambiar por nadie, ya que una personalidad en constante estado de cambio da la impresión de falta de carácter. Las mujeres seguras de sí mismas y que se valoran tienen un punto atractivo realmente increíble, ya que no se preocupan de lo que los demás piensan de ellas, por lo que las vuelve poco influenciables.

Que tengan sentido del humor

El sentido del humor es otra de las grandes cualidades que puede tener una mujer. Esto es que se rían de la vida e incluso de sus mismas torpezas y que a la hora de contar un chiste lo disfruten mucho.

Buen gusto para vestir

Todo parece indicar que Groucho Marx estaba equivocado cuando dijo que “si las mujeres se vistieran para los hombres, las tiendas no venderían demasiado”, pues por el contrario, los hombres se fijan y valoran cuando las mujeres se visten adecuadamente para cada ocasión, cuando con cualquier cosa sencilla, pero elegante, están preparadas para salir. De hecho, podríamos decir que no es necesario que una fémina trate de vestir con ropa muy cara y glamurosa para destacar; lo importante es que sea ella misma con lo que lleve puesto, que tenga clase y sea elegante. Vale recordar la frase de Honoré de Balzac: “El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza, el elegante se viste”.

Que sean aseadas

Aunque esto es cuestión más de salud que de belleza, la generalidad está de acuerdo que una mujer descuidada en su aseo carece de atractivo. Hasta podríamos decir que generan deseos de rechazarlas. Ahora bien, el aseo debe ser no solo superficial, sino hasta en lo más íntimo, que por estar escondido muchas veces algunas féminas descuidad su pulcritud.

Que diga las cosas como son

Se trata de un tema muy debatido que trataremos de aclarar aquí. Los hombres no se dan cuenta de nada (o de muy pocas cosas), pues no es su mayor virtud adivinar los dobles sentidos, las pistas y los gestos. Quizá por eso les encantan las mujeres que van de frente y dicen qué les pasa o piensan sin necesidad de tener que estudiar un manual de psicología e interpretación de símbolos gestuales. Un “me gustas” es mucho mejor que la estrategia de poner en el muro una canción en Facebook, por ejemplo. ¡Amamos las chicas decididas! 

Que haga lo que más le guste

Una mujer independiente vuelve locos a los varones. En especial porque algunas veces el hombre siente miedo de las mujeres que son muy independientes, ya que parece que no les hace falta nada, ni siquiera pareja; pero con la edad el hombre aprende a valorar a estas féminas; hasta se puede volver una cualidad bastante encantadora que ella haga lo que le guste cuando quiera o necesite, además de sentirse realizada y feliz, ya que eso brinda una sensación de madurez increíble (muchas veces lo que le falta a un hombre).

Que sea coqueta

Si te gusto, no estaría mal que me lo hicieras saber de alguna manera. Evidentemente, las chicas pueden soltar desde el primer instante de conocerse un “me gustas”, aunque de maneras sutiles. Por otro lado, el juego y el flirteo previos a todo eso es un arte que solo las chicas dominan como nadie, y que a nosotros nos vuelve locos. Vale que no lleguemos a entender algunas señales, pero vosotras sabéis cómo hacerlas evidentes para que nos demos cuenta los chicos rápidamente.

La forma en la que ríe

Se podría decir que la sonrisa es la gran desconocida algunas mujeres. Muchas ocultan su risa con la mano para que no la puedan ver, cuando es algo que gusta muchísimo a los hombres. Si se ríen de una forma sincera, dejando ver su máxima naturalidad y expresividad, aunque sea una risa extraña o ruidosa, tengan por seguro que eso le encanta a un hombre.

Que sea una mezcla entre misteriosa, sensual y bella

Lo que es demasiado evidente acaba cansando, y eso es un hecho comprobado. Una mujer que sepa mantener un poco de misterio en la relación, añadiéndole un toque de sensualidad al asunto, es la kriptonita para cualquier hombre, es lo que realmente les seduce. Aunque también hay (algunos) momentos en los que les gusta que sean féminas dulces y con ganas de abrazar y dar cariño. Aunque todo, claro, en su justa medida. Para añadir un breve énfasis, nos atreveríamos a decir que también atrae a los hombres que la mujer sea algo "salvaje" de vez en cuando. Por supuesto, como en todo siempre habrá excepciones a estas reglas que hemos mencionado.

ENTREGA PASADA

¿ES POSIBLE AUMENTAR EL MÚSCULO DEL AMOR?

Como muchos hombres ignoran que el placer de una relación coital radica en muchas variables y no solo en el tamaño del pene, éstos se preocupan por el largo y el grosor, y preguntan a quien sea si existen técnicas para aumentarlo.

Para aumentar el tamaño se pueden comprar bombas de alargamiento o bombas de vacío, pero estos artefactos funcionan únicamente mientras están colocados y durante una determinada relación sexual, pues mediante succión logran que se retenga más sangre y aumente su tamaño. Son técnicas temporales. Aquellos anuncios que prometen alargamiento para siempre son siempre un engaño, ya que el largo y grosor se debe básicamente a un aumento de la sangre en las cavidades fálicas y no al crecimiento o fortalecimiento de músculos.

Ciertamente existen algunas técnicas, como determinados ejercicios que pueden dar milímetros al tamaño del pene, pero luego existe una retracción ya que si no se realizan todos los días los ejercicios el pene volverá a recuperar su tamaño original.

Por otro lado, existen métodos de cirugía que son para siempre. Aunque con el grosor no existen tantos problemas, sí aparecen cuando el tamaño se quiere aumentar de largo ya que usualmente el hombre pierde ángulo de erección porque los tendones de la base del pene, para estirarlos, necesitan que ese ángulo se vea un poco reducido.

Frente a esta realidad, lo más recomendado es asimilar que podemos hacer mucho con lo que tengamos y, por supuesto, nunca olvidar que el éxito de una relación en lo que menos radica es en el tamaño, sino en los movimientos, en las caricias previas, en los manoseos y sobre todo en la atracción mutua que sienta la pareja.