SI SIUNDE EL PAIS, NOS JODIMOS TODOS

¡A la chucha! Yastamos en el 20-20. Cuidado con colocar en fechas de sus papeles importantes solo el 20. Algún taimado les puede agregar otro número y entonces su contrato ya no llega al 01-02-20, sino al 01-02-2019, o seya uno de febrero de 2019. ¡Ya vencido! Y conociendo a mi gente…

Veyan ustedes queste año ha princiapiado interesante. Todos los que se dicen analistas políticos siguen dando fórmulas pa´quel pais salga delante, pero cuando han sido funcionarios o los llaman para serlo no atinan una. Igualitos que los que critican al entrenador de su equipo. Que debió haber metido a sutano o sacado a mengano. Y apenas saben que la pelota es redonda pero no saben ques pa´que ruede.

Este pais es de todos. Anarquistas, populistas, pseudodemócratas, militaristas, fascistas, izquierdoides… En fin, si siunde el pais nos jodimos todos, igual que al que le mientan el Titanic, donde se petatearon no solo las ratas ni lo gatos. Murió gente de alcurnia; pero, sin embargo, no obstante, hay algunos que se creen los dueños del ranchón y ven a los demás como piones de finca. Nuay derecho.

Este mi pobre pais necesita armonía, que nadie ignore las habilidades del otro, pos somos como el martillo, el torniyo y la lija, según me contaba mi nana.

Mi nana se refería a que estas herramientas de carpintería decidieron organizar una reunión para discutir algunos problemas que habiyan surgido entre ellos. Anque soliyan tener peleyas a menudo, Las tres eran amigos, pero esta vez la cosa pasaba de castaño oscuro y era urgente acabar con los jaleyos.

A pesar de su güena disposición inicial pronto surgió un problema: chocaban tanto que ni siquiera eran capaces de acordar quién tendriya el honor de dirigir el debate.

En un principio el tornillo y la lija pensaron que el mejor candidato era el martiyo, pero en un pispás cambiaron de opinión. El tornillo no se cortó un pelo y explicó sus motivos.

– Mira, pensándolo bien, martiyo, no debes ser vos el que dirija la asambleya ¡Eres demasiado ruidoso, siempre golpeándolo todo! Lo siento, pero no serás el elegido.

¡El martiyo se enfadó muchísimo porque se sentiya perfectamente capacitado para el puesto de moderador! Rabioso, contestó:

– Con quesas tenemos ¿eh? Pues si yo no puedo, torniyo miserable, tú tampoco, eres un inepto y sólo sirves para girar y girar sobre ti mismo como un tonto!

¡Al torniyo le pareció fatal lo que dijo el martiyo! Se sintió tan airado que, por unos segundos, el metal de su cuerpo se calentó y se volvió de color rojo.

A la lija le pareció una situación muy cómica y le dio un ataque de risa que, desde luego, no sentó nada bien a los otros dos.

El tornillo, muy irritado, le increpó:

– ¿Y vos de qué te riyes, estúpida lija? ¡Ni en sueños pienses que tú serás la presidenta de la asamblea! Eres muy áspera y acercarse a ti es muy desagradable porque rascas ¡No te mereces un cargo tan importante y me niego a darte el voto!

El martiyo estuvo de acuerdo y sin que sirviera de precedente, le dio la razón.

– ¡Pues yo también me niego!

La cosa se estaba poniendo muy pero que muy feya y estaban a punto de llegar a los puños!

Por suerte, algo inesperado sucedió: en ese momento crucial… ¡entró el carpintero!

Al notar su presencia las tres herramientas enmudecieron y se quedaron quietas como estuatas. Desde sus puestos observaron cómo, ajeno a la bronca, colocaba sobre el suelo varios trozos de madera y se poniya a fabricar una hermosa mesa.

Como es natural, el hombre necesitó utilizar diferentes utensilios para realizar el trabajo: el martillo para golpear los clavos que unen las diferentes partes, el torniyo hacer agujeros,  y el trozo de lija para quitar las rugosidades de la madera y dejarla lustrosa.

La mesa quedó fantástica, y al caer la noche, el carpintero se jue a dormir. En cuanto reinó el silencio en la carpintería, las tres herramientas se juntaron para charlar, pero esta vez con tranquilidad y una actitud mucho más positiva.

El martillo fue el primero en alzar la voz.

– Amigos, estoy avergonzado por lo que sucedió esta mañana. Nos hemos dicho cosas horribles que no son ciertas.

El tornillo también se sentiya mal y le dio la razón.

– Es cierto… Hemos discutido echándonos en cara nuestros defectos cuando en realidad todos tenemos virtudes que merecen la pena.

La lija también estuvo de acuerdo.

– Si, babosos, los tres valemos mucho y los tres somos imprescindibles en esta carpintería ¡Miren qué mesa tan chula hemos construido entre todos!

Tras esta reflexión, se dieron un fuerte abrazo de amistad. Formaban gran equipo y jamás volvieron a tener problemas entre ellos.

Requetebonita la historia, vea? A ver cuando los cuscatlecos entendemos que todos somos útiles a la patria. Quel Salvador es de todos, no solo de tricoleres, azules, celestes, rojinegros, verdes o anaranjados.

4/01/2020

LA CICIES...¡QUÉ RIEGUE!

La famosa y tan esperada Comisión Internacional Contra la Impunidad de El Salvador pa´ investigar la corruyción resultó cuete soplado. Mucho traqueteo y poca pólvora. Jue, como diriya mi aguela, un anuncio anticipado del diya de los inocentes. Nos volvieron a dar atol con el dedo, pues los que están allá mandando desde Casa Presidencial saben que además de guanacos somos ingenuos… pend… diriya yo.

Tanta paja y tantas gueltas que dio el vijepresidente Felix Ulloa para formar una CICIES sin dientes y sin corazón. Otra casaca de ño Bukele quien nos engatusó conque nuera de los mismos, pero que diya a diya va mostrando que pa´pajero no se necesita ir a la U, solo haber sido miembro activo e influyente del FMLN.

Ya se nos olvidó que Nayib jue expulsado del partido de los guerrinches, al cual representó en dos candidaturas: por Nuevo Cuscatlán, alcaldiya que dejó quebrada, y la capirucha, donde compró un vetusto edificio pagando 20 millones de dólares más de su costo real pa´cer un mercado que, como dirían de Chaplin en “Tiempos Modernos”, languidece en el olvido.

El voladués que todaviya no sabemos quién pago el viaje a México de Osiris, ni tampoco se sabe que ondas con la anunciada Comisión Nacional de Medicina Preventiva. Siguen dormidos evitando la fatiga. Ese es el problema de poner gente incapaz que solo aprendió a curar. O que saben que las medidas reactivas son más caras que las medidas preventivas y demandan más recursos para ejecutarlas, que es igual a decir más dinero para meter la mano peluda.

Lo de la CICIES, si me lo preguntan, fue desde su inicio un desvarío quizá no de Bukele, sino de Ulloa, quien fue purgado en su momento de la política y creyó, quizá ingenuamente, que podía instalar una comisión que de manera real investigara a tanto malacate que al igual que Saca y Funes saquearon las arcas públicas. Y, de esa manera, vengarse de quienes lo sacaron de donde hay, porque a los políticos nuestros les gusta, como diriya don Mario Moreno “Cantinflas”, que no les den, sino que los pongan dondiay.

Lo que nuestro “flamante” vijepresidente no previó jue que ño Bukele jamás tocariya a los de su clase social y empresarial. El caso del cierre de las donas de don Salume todaviya sigue siendo un misterio o una cortina de humo encomendada a Roli Castro, ministro de Trabajo. Pero los salvadoreños jamás veremos a don Cristiani dando cuentas de lo que hizo con la venta de la banca. O investigando la privatización de ANTEL. Y así hay muchos que investigar, vea.

Hoy resulta que la rimbombante CICIES solo funcionará pa´dar apoyo a la Fiscalía… Me imagino yo que estarán en los eventos ayudándoles a los fiscales repartiendo el pan y café. Paquiotra cosa podrán servir estos, si no hacen la misión quel pueblo quiere: ver a tanto corructo preso y confiscándoles sus bienes mal habidos.

Ni modo. Lo de la CICIES es la primera gran demagogia evidente de ño Bukele que la majada se creyó e incluso hay todavía algunos que celebran la llegada de esta comisión chafa e inoperante. La madeja ha comenzado a desenrollarse. ¡Cálmense! Ya irán saliendo las demás pajas, así como los casos de corrupción de esos más de 100 millones de dolarucos del presupuesto que no tiene un fin determinado para su gasto. Y mientras, todaviya seguimos sin saber quién pagó el viaje de Osiris y su bella acompañante.

28 /12/ 2019

 

 

¡PÚSHICA MANO!

El boladués que la navidá más tardó en llegar quirse. Ya  muchos nos dejará con chillos, pues el mentado aguinaldo ni pa´las mudadas de fin diaño alcanzó. Ya vide que las fiestas del 24 y 31 son la máxima expresión de lo que los que opinan en la televisión llaman neoliberalismo, cosa que yo poco entiendo, pues soy iletrado.

Lo que si veyo es que en ningunotra época del año los centros comerciales están tan repletos de compradores. Gentiyo comiendo lo que casi nunca comen o gastando las remesas que les mandan de los yunait en babosadas, pa´quedarse en enero más pelados de lo que son y si tiene esas diabólicas tarjetas de crédito, más engüevados que nunca.

Los señores oligarcas de los Poma, los Murra Meza, los Simán con sonrisas más grandes que la del Guasón, porque lo poco que les llega a los obreros, dependientes, empleados de guebierno vaparar a sus bolsillos, ya que los alquileres en los Metros, las Galerías y Plaza Mundo son pior que vender el alma al cachudo.

Sin embargo, lo gueno es que la majada goza gastar y, quizá, por algunos días sienten que sus vidas son color de rosa, que son potentados de su propio destino, pero todo es, como diriya Chaplin, una quimera, un tiempo de felicidad efímero; un sueño que llegados los primeros días de enero se vuelve pesadilla, cuando tienen que matricular a los bichos y les dan una larga lista de útiles.

De nuevo a comer solo frijoles. A seguir quejándose que la vida está cara… que los salarios no alcanzan. Los guanacos al menos tenemos la dicha de tener algún maje echando riata en los yunait, quien mes a mes le manda a su nana, a su múcura o a los cipotes sus dolarucos y que acá en el pais los familiares los gastan el mismo diya que los reciben, pues van a cobrar el envío a un centro comercial.

Quizá por eso, vea, los almacenes y  supermercados están repletos de todo. En cambio los pobres venezolanos tienen petróleo pero en las gasolineras no hay combustibles y aunque les lleguen remesas, en los supermercados soloay escasez. Estantes vacíos, tan vacíos como la piedad que Maduro tiene por el sufrimiento de su pueblo.

Así que a conformarnos con nuestra singular forma de ser… Guanacos, que como ese animal de carga del altiplano suramericano también somos muy permisivos de que nos jodan expresando tan solo y algunas veces “púshica mano, la situación está difícil que ya nolaguanto”.

21/12/2019