MICU PA LA PLAYA

Puejí. La próxima jemana le diré al vecino Huberto, quien la hace de taxista pirata, que me alquile su chatarra con ruedas y me lleve a la playa de Conchalillo. Conociendo que Huber es chupín y medio, una vez llegando a la playa le daré los 15 dólares del viaje paque, sabiendo que con pisto en las manos comenzará a pagar la primera ronda… que siarán cinco, chuparé de choto.

El boladués que ya saqué a asoliar mi yin azul recortado junto con el shorón floriado de la Menche y el guacalito pa bañarme. Tengo quir a la playa porque vide la noticia de quiun tipo jue y se curó del coronavirus. Yostoy sano, pero quien sabe y la mareya es la vacuna que descubramos los jalvadoreños. Si funciona, mandaré al mar a don Will Soldado questá contagiado y dicen queriya saludar de becho y abrazo a su amigo Marvin Aguilar. Estos migueleños si que son caso único.

Algo tendrá la mar, pos no es la primera vez que oygo hablar de sus bondades curativas. Que quita el asma, cuando has ma…magreado a tu pareja. Que cura la picazón, siempre y cuando no se salga de la reventazón, pues el samangueo nos hace olvidar la comezón.

La mar es el soporífero por excelencia. Nos pone tranqui. El rumor de sus olas es un arrullo al espíritu. Yasta sirve para aprender a discursar, pues contaba mi profe de idioma nacional que un tal Demóstenes se convirtió en el mejor orador de Grecia, gracias a que le daba discursos a las olas.

Como ven, nada mejor que una playa llena de arena, piedras y palmeras para revivir. Eso sí, antes debo averiguar si se puede ir a la playa en función curativa, pos la ministra de turismo dijo que tudaviya no es tiempo de la divierta. Lo otro que tengo que saber cuando vaya a Conchalillo o Majaguay  es si no ha temblado mar adentro, porque entonces la cosa se puede poner feya, y en lugar de vivir en el mar la vida más sabrosa, me tocará sufrir de un mar…emoto.

Ya sabiquís. Luego les cuento del poder del agua jalada…

4/07/2020

SIGUE EL MAIS A PESO

Diache, nuay derecho. Ver que toda la parentela de la mechuda comisionada Carolina Recinos ha sido contratada en el gobierno miadado escozor. Rabia, pue. Y mizo recordar cuando querían a un ejecutivo de limpieza, ordenanza pue, o choler boy pa que se me entienda mejor, en la Alcaldía más cuadrada de San Salvador: la de San Marcos.

Voy yo de terengo y me dije: vuadejar mis papeles, esos que les llaman currículo y que en algunos funcionarios de alcaldiyas y del mismo gobierno no pasa de ser “ridículum vite”, a ver que pasa.  El caso es que el más entendido en limpieza y mandados era su servilleta, o seya yo.

“Ya lice”, me dije a mi mismo. “Se pondrá contenta la Menche cuando le cuente que soy el mejor oferente de servicios. Seré contratado, nuay duda”, pensé. Pensé mal. Muy mal. Después de la entrevista laboral me dijo el jefe de Recursos Humanos: “Miré don Micu, usted es el indicado. Pero para contratarlo solo nos faltaría una cartita de alguien de la Comisión Política del Partido (FMLN).”

Achís, dije, si conociera alguno desos viejos corruytos nuestariya buscando chamba, sino que pediriya que me contrataran en los equipos cobra del gobierno. Los mismos que por ser familiares, compadres o amigos de algún mandamás solo llegan el diya e pago, y si acaso llegan todos los díyas, solo luacen ochoras nalga pa calentar las siyas donde los ponen a vegetar.

Les confieso que jue deceycionante que me batiaran así pa colocar a algún dundo dellos, pero que teniya el respaldo de algún político influyente. Hoy al ver la noticia de las contrataciones de los hermanos de la Carolina Recinos mizo recordar una frase popular mexicana: “A mí no me denpónganme donde hay que yo agarro solito”.

Estos de Nuevas Ideyas como quian salido más taimados que los areneros y farabundos juntos. Y no solo están contratando a toda sus parentelas, sino que estos funcionarios también se ponen la chaqueta de empresarios y le venden al mismo gobierno del que forman parte, al precio de su mejor convenencia, anque al pueblo nos cueste una fortuna.

Bien deciya mi ague, desconfiya de quienes se autoclaman honestos. Mi profe de cuarto lo dijo diotra manera, citando al presidente estadounidense Thomas Jefferson: La clave de un buen gobierno se basa en la honestidad… Ojala la Caro leya esta última frase…

27/06/2020

MICU ENCLAUSTRADO

Deciya mi profe de quinto que en los inicios de la escuela los muchá que estudiaban los teniyan encerrados mientras duraba su preparación. “Se mantenían en los claustros que eran los salones de clase, totalmente cerrados al mundo, sin ventanas”. Púshica. Sin ver a naide. Sin distraiciones. Solo ensimismados en su aprendizaje y en sus tareyas. Nada de guasapiar o enviar mensajes por mesinger como agora.

Pos así mesta tocando a yo con esto de la pandemia. Estoy enclaustrado entre las cuatro paredes de mi cuarto, que por cierto sin ventanas como las aulas que cuenta el profe. Solo la Menche de vez en cuando entra a mirujiar questoy haciendo. Aprovecho pa pedirle un vasito diagua.

Hoy más que nunca nuay que salir, porque la gente nuentiende. Si uno hace cola pa entrar al súper, de repente tengo a alguien casi en el lomo, como si no supieran que son dos metros o por lo menos metro y medio de distancia. Nuay derecho. Cuídense mara, porque la pelona anda con todo.

El voladués que dice ño Nayib que nuay camas para acostar a los covidhabientes. El mejor y más grande hospital de Latinoamérica tudavia nuasido terminado. Espérense un poquito pa contagiarse muchá y así estrenan esa mega obra que lástima que será provisional. Una vez termine la pandemia el prezi Bukele desarma el nosocomio de 80 millones de dolarucos y a lo mejor lo convierte en un centro de capacitaciones.

Allí, en lugar de poner enfermos, cada pabellón puede servir pa que los bichos aprendan algún oficio, pues hoy nues fácil encontrar quien nos repare un retrete o nos coloque una ventana. Nuay muchos fontaneros ni carpinteros. A los cipotes dioy lo que les entusiasma es ser ninis, siempre mantenidos. Y los questudeyan en la universidad solo aspiran a ser desarrolladores de video juegos o ingenieros en sistemas. Y las chicas su sueño es ser internacionalistas. Quieren ir a buscar un hueso en Cancillería, donde doña Ale Tinoco. Nada de aprender a echar tortillas o cocer chojoles como las hembras diantes.

Esos son los detalles por los que quiero tanto a mi Menche. La bruta sabe de todo, anque apenas jue a sesto grado. Pero la babosa se defiende. No es tan bruta. Como yo le digo, sé tonta, pero no tanto. Y miace caso. Por eso, está bien que me preste, pero que no me deje ir del todo a otros brazos.

Y como dijo Dimas a Gestas, allá nos vemos... yo en el cielo por no ser del güebierno y vos por mandilón al infierno.

Junio 20 de 2020.

 

MICU RECUERDA A SU TATA

¡Miren! Ya viene en estos diyas el festejo al mero mero… a los tatas de casa. Yamimagino a mi menche que miará una gallina azada, pues sabe que los bichos que tenemos no pueden hacerme nada, solo mandarme algunas chirilicas, pues uno vive alotro lado del mundo, donde brincan los canguros. Si jeñor. Se jue para Camberra, la mera capirucha de Australia.

El otro vive en el viejo continente, dondiacen unos teléfonos llamados Nokia y, según me dice, los diyas son bien oscuros. Quizá por eso casi nuay niños. La gente envejece. Qué feyo. Nada que ver con nojostros, que somos una gran maquila de cipotes.

No levua negar que siento nostalgia por mi tata. Era todo un tayacán el baboso. Era bohemio y muy tunante, pero varón responsable, pues nunca anduvo regando cipotes como si jueran hojas volantes como luacen muchos que yo conozco.

La verdá, era como dice la canción de Piero, “un buen tipo mi viejo”. Su mente llena de historias y anécdotas, pues de joven viajo al Norte muy entusiasmado por la Revolución mejicana, era una verdadera enciclopedia. Cuando regresó a la choza se metió a ferrocarrilero, donde aprendió la disciplina inglesa, pues los masuchos eran británicos que trajeron y administraron el negocio del tren en el pais.

Nunca se aspaventaba por nada ni por naide. Me inculcó caminar en lugar dir sentado en coche, a los que llamaba “maquina”. Como bohemio quera, de cuando en cuando charrangueaba un madero que llamaba guitarra y se poniya a aullar, pues como cantante se hubiera morido diambre.

Mi tata dejó este mundo a los 86 años y siempre le recordaré hasta que también a mi toque estirar las cebolletas, esperando que haya hecho de mis vástagos hombres de bien… y siacen el mal, por algo será.

13 de junio de 2020.

MICU AGÜERERO

¡Alagranchucha! Como van las cosas, vuir preparando mi bandera... pero negra, anunciando la muerte de mi suegra, porque la pogre languidece desde que comenzó la cuare y ya no pudo ir a vender sus pepezcas al parque Morazán.

Mi Menche le ayuda con lo que podemos, pero agora ni pa nojotros hay, por más calzoncillos... perdón, banderas blancas que pongamos en el balcón. Anda la bulla quel gobierno nos dariya unos saquitos con víveres, pero los muy tunantes que los reparten solo cruzaron el puente de nuestra comunidad para el videyo y luego regresaron la carga al camión.

Nuay derecho de abusar de nuestras necesidá. Lo pior es que esas imágenes son las que ocupan pa decirle a la majada quiandan entregando comida pa que no saquemos ni la nariz. La verdá que pa contagiarse nuace falta andar en la calle, siasi juera los reos questán en "mayami", los ancianos de los asilos y los internados en los nosocomios no se cantagiaran con el coronavirus.

Yo son manso pero no menso y soy dundo pero no tanto y esto de la emergencia me guele a quiay gato encerrado. Yes mucha la gastadera del jeñor presidente y lo pior que con endeudamiento que ya no sabemos cómo vamos a cubrir tanta jarana... bueno, se pagará, como dijo don Churchil, con sangre, sudor y lágrimas de todos los de siempre que cancelamos todo lo que despilfarran los gobiernos populistas con más impuestos.

Ya sé que me dirán que ño Bukele jamás subirá el IVA ni pondrá más impuestos a nojotros los come cuanduay. ¡Mírenme la seña! Siacordarán de Micu cuando salga en cadena el ministrito Nelson Juentes anunciando con lágrimas de cocodrilo que el gobierno de Bukele nos vacunará con nuevos impuestos. Ji jeñor. Recuerden, loyó primero en la boca de su servilleta, este agüerero llamado Miculeón López. Je teniya que decir y se dijo.

7/06/2020

LA DIAZEPAM DE MICU

¡Quiubo chamacos? Aquí de niu con ustedes, viviendo en estado “fin de semana”, a veces pitando, a veces marciando, porque las chengas escaseyan y la Mariya ya no me quiere dar fiado. Y tiene su razón la jodida, pues se arriesga a echar tortillas pa ganar unos pesos y no pa perder, porqueso de fiar o prestar es una pendejada. Exquiusmi por el término tomado de la inefable niña Lilian.

Fíjense ustedes quiasta un dicho da la razón de no prestar: “Tonto es quien presta un libro, pero más tonto quien lo devuelve”. Nombe, nuay derecho, yo poreso no presto libros… la verdá es que ni tengo, porque ler me da gueva, me pone a dormir. Los libros son mi diazepam…

El boladués que cuando chiquito solo libros feyucos me poniyan a ler. Leyí la “Celestina”, la historia de una vieja regentadora de dos pécoras. Leyí “El Quijote”, la expresión de una nana cuando recién parida le ponen enfrente al cipote. También intenté ler uno que le mientan el “Populvú”. Nunca lo entendí. La verdá es que abriya sus hojas y rápido me quedaba fondiado.

Como deciya Don Aniceto Porsisoca, uno de cipote es tonto, y yo cuando bicho solo me gustaba ler las revistiyas llamadas “Luz”, con mucho seyso en sus páginas, anque todo era con dibujos. Ninguna afoto.

Otro libro que me recetiaban los profes era “Dinero maldito”. Después descubrí ques una maldición que todos buscamos y hasta nos damos pija por tenerlo, porque sin dinero  nos toca la del bolo que jue al velorio y deciya a la viuda: “No somos nada”.

Esto de la leytura es cosa seria y este año ni cuenta nos dimos del Día del Libro, el 23 de abril. Los paises que logran desarrollar las condiciones de vida de sus habitantes, irremediablemente apuntalan la leyctura, no como nojotros que les enseñamos a los bichos a odiar los libros.

Nuay duda que quienes nos dominan les interesa que la gente no leya, pues quien leye piensa, y quien piensa refleyciona sobre su realidá y busca cambiarla. Mire usté que peliguada es la leytura, por eso nos conducen a evitarla. Como que la falta de chengas me ha hecho filósofo. He dicho. Salú Lulú.

30 de mayo de 2020.

MICU Y SUS BAÑOS DE EUCALIPTO

Son babosadas. Yanumiaflijo por la pandemia. Loquestoy haciendo es bañarme con hojas de eucalicto y tragar mucho genjibre, pero nada de beber orines de vaca como los hindú ni el “anbar nesa” que es caca de burro que queman e inhalan los iraníes.

Por supuesto que la mejor proteyción para no contagiarse es envolverse con grandes bolsas de basura y no permitir que naide se nos acerque. Enguantados, con bozal y no saludar, ni a la Menche, que está un tanto emputada porque ya no la toco. Que siaguante la condenada, anque dice el masucho de Maslow en su pirámide de necesidades, que el seyso es una necesidad que hay que saciar tanto como beber agua cuando tenemos sed o dormir cuando tenemos sueño.

El boladués que todo ha cambiado y el mundo ya no será el mismo, al menos mientras los 50 más 50, o seya los cien-tíficos no descubran la cura y la vacuna. Y este es otro chunche del quiay que tener mucho cuidado, pues las vacunas y la misma cura pueden ayudar a librarnos del coronavirus, pero pueden tener daños colaterales. Pues ji. No haberá el tiempo suficiente pa que analicen los efeytos secundarios.

Ojalá que con esas vacunas no vaya a resultar que la medicina sale más cara que la enfermedá.

23/05/2020

MICU Y LA ECONOMÍA

¡Alagranchucha! Vuasacar mi bandera blanca porque los chojoles se me están acabando. Lo pior es que ya nuay ni esperanzas de que si el volado aquí está fregado me vaya a los yunai. Allá en la casa del tío Sam las cosas como que están piores, así que hay quirse haciendo la ideya de hinchar los que producen las gallinas y ver de qué forma sacamos al pais de la barranca.

Seme ocurre que cuando este bendito coronavirus pase o disminuya, la clave será que fluyan los centavos. Los guanacos somos consumistas y eso nues malo, pues cuando gastamos hacemos quel pisto se mueva y anque seyan centavos a todos nos llega alguito..

El boladués questo de la economía es una cosa peliaguda que un mortal como yo que nua estudiado en la U apenas entiende. Me deciya un masucho que estuvo en la U que la clave de la bonanza o al menos salir de una crisis económica es quel dinero se mueva de una mano a otra.

Eso me recordó cuando un mister llegó a un hotel. Fíjense ustedes cómo va la historia y cómo ocurre su desenlace.

El mister preguntó al hospedero:

-Cuándo cuesta la habitación?

-Cien dólares con derecho a cena y desayuno. Tenemos interné, agua caliente…

-Ok. Aquí está el dinero. Luego cuando baje a cenar me da la factura.

El jefe del hotel agarró el billete y salió corriendo a pagar sus deudas con el carnicero.

Éste toma el billete y corrió a pagar lo que le debiya el criador de cerdos.

El criador de cerdos salió corriendo pa pagar lo que debe al molino proveedor de alimentos pa animales.

El dueño del molino toma el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con Mariya, la prostituta a la quiace tiempo que no le paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.

La obrera del seyso como le mientan hoy, sale billete en mano para el pequeño hotel donde habiya trayido a sus clientes las últimas veces y que todaviya no habiya pagado y le entrega el billete al dueño del hotel.

En este preciso momento baja el mister, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones y dice que no le convence ninguna, que mejor se va a un motel. Toma el billete de la mano del hotelero y se despide.

Nadie ha ganado un centavo, pero ahora toda la suidá vive sin deudas pendientes y mira el futuro… ¡con confianza! Ojala vea que esta historia nos ocurra. Que el ño Bukele abra su mente a los consejos. Que escuche a los que saben. Los macizos del INCAE ya le tienen un plan para abrir la economía. Y esos están en la jugada. Igual quescuche a los del Colegio Médico, quienes son los verdaderos masuchos en salú.

Deciya mi aguelo, citando a Plutarco, “Aprende a escuchar y te beneficiarás incluso de los que hablan mal de ti”. Será capaz mi presi?

16/05/2020

MICU SIZO BOLAS

Y diay, quien les dijo queste año haberá fiestas? Abajo toda celebración. Si no rememoramos el Martirio y Muerte de Jesucristo en la cruz, menos hay que festejar fiestas julias ni fiestas agostinas. Los viejos de agosto que se vayan al carajo. Esta cuarentena ya parece cincuentona y seguiremos contando los diyas de encierro.

A como yo soy mero dundo, pues apenas saqué sesto grado, no sé quién tiene la razón acerca de las medidas sanitarias pa minimizar los estragos desta que le mientan pandemia. La verdá que ya mice bolas. Mientras unos dicen quel bozal protege, otros dicen que nuayuda en nada. Como dijo aquel chele que se peleya con todos, “vaya usté a saber”.

El boladués que cada diya la cosa se pone más chueca. Escaseyan hasta los chojoles. Pan, no se diga, pues dicen que les han proybido a ciertas panaderiyas que salgan a vender. El guebierno solo quiere pan artesanal, como el quiasiya mi recordada tiya aguela, Licha.

Creyo que saldré de este encierro más seco que esos bichos quiaparecen en la televisión. Nada de barriga, porque mi reservas de birrias ya se agotaron y el tamaño de mi biomba ya no será modelo cervecero, mucho menos tamalero, sino más bien aguacatero, pues anque no me creyan, a veces mi desayuno es a pura agua de chorro, ni siquiera de calzón, porque a la Menche ya no le interesa tenerme fiel a ella. Además, con quien le vuacer perjurante, si ni a la Toña de las tortillas he visto últimamente.

Pero la Menche no se confiya de yo y siempre mianda jodiendo. Mi problema es que hablo dormido. Ella dice que vivo mentando a una tal Mónica. Pero que yo recuerde, nunca he soñado ni con la Mónica Lewisky, la que atendiya a Bill Clinton ni a la Mónica Casamiquela, la que se quiere morir en lugar de seguir enjaulada.

Yo creyo que ha escuchado mal la Menchita. No es que diga Mónica, quizá balbuceo “almóndiga”. Y es que como me acuesto a veces sin cenar, en lugar de contar ovejas para dormir, cuento albóndigas, una, dos, tres… cuarenta. Y vuelvo a ponerme lúcido, pues recuerdo la bendita cuarentena, que como dije,  ya va llegar a sesentena.

Mayo 9, 2020

ÑO BUKELE Y LOS HEBREYOS DEL FARAÓN

¡Diantre! El Trump le dio paja a muchos que terminaron envenenados por la medicamentación que se hicieron de cloro y lejilla. Los muy brutos le creyeron al falsario de la Casa Blanca. Yo por eso les digo, cuando tengan duda, hay que accesar al sitio oficial del Covit19, que es https://www.salud.gob.sv/. No es por descriminar a nadie, pero entre los salvadoreños habemos unos que no rebuznamos porque Dios es grande.

Pero no por pollinos Dios nos va desproteger, como dijo ño Bukele, que nos comparó con los hebreyos en tiempos del faraón egiccio Ramsés, y no precisamente por ser los nuevos “elegidos” a ser el pueblo de Dios, sino porque aquellos jueron castigados al desobedecer a su líder Moisés. Me da la impresión que ño Bukele se cree el nuevo Moisés dirigiendo el pueblo a su tierra prometida de justicia, equidad y bonanza. Pue ji.

Pogresito ño Bukele. Tantos problemas que se crea. Todo por no dejarse asesorar o por tener asesores aguacates o, como les mientan, “comités de aplausos”, gente questá chispa a celebrarle todo lo que dice, anque seyas burradas. Y lo pior es quen todo lo que le sale mal ve mano peluda de los políticos opositores.

Lo que yo veyo es que ño Bukele es de mecha corta. Agarra vara rápido y sale disparado como un cuete a mandar sus tuiter. A veces escribe cositas pequeñas que quiere hacer ver como grandes y otras, solo para responsabilizar a los políticos contrincantes de algo que por negligencia o ineficiencia de su gabinete le salió mal. Pidiendo que les den fuego.

En cuando a la cuarentena, ño Bukele tiene que ser más buxo y pedir al 97% que lo apoya que se queden en casa, pues el restante 3% cumplimos al pie de la letra sus órdenes, anque sabemos que en muchas decisiones  el presi anda más perdido que una cabra montesa.

2/5/2020

MICU Y NERÓN

Este su presidente siesques bien ocurrente. Mizo recordar los dichos de mi ague, para quien pricisamente ese dicho de la gata angora, si sela meten grita, si sela sacan llora, era uno de sus preferidos. Elboladués que a diferiencia delotro, al quele mientan "Nuégado", este Nayic habla hasta por los codos, bueno, no precisamente habla, sino que se comuniqueya por tuíteres.

Y por un tuiter nos dirá el otro año: "Ay les va el IVA al 15%. Aguántelo que yastan grandes y ya no seyan como la gata angora", pues todos estos miles de millones questa prestando estaré morido yo y mis nietos y la deuda seguirá. Bueno, ya veremos que mata más luego si el bendito covid o la pobreza.

Y como el futuro es tan negro como los hoyos del cosmos, mejor dejamos a un lado lo tebroso de nuestro porvenir y me despido diustedes contándoles mi historia con mi primo Macario.

El boladues quel muy bruto amarró a su perro Nerón, llamado así por el pulgoso de las Andanzas y Malandanzas de don Beto Bonilla, atrás de su picap. Ahíba el chuchito corriendo tras el picachito del primo, quien me dijo: "aceleraré más. Lo puyaré a 50 por hora".

—Nombe vos, le dije, vas a matar al pobre chucho. Mas que es un aguacatero como vos.

—No fregués, Micu. Nues la primera vez queluago. Este chucho es cachimbón, por algo le puse Nerón, anqueste no solo pulgas tiene.

Diciendo eso el ingrato puyó mas su vehículo. Yiba a 60 por hora el condenado. Yo miraba por el retrovisor al pobre animal corriendo detrás, mientras quel Maco reíya a carcajadas, mostrando aquellas buchaca sin algunos dientes.

Viéndolo así tan sádico me distraí por un momento, en tanto el baboso del primo le metió más la pata al acelerador, pasando de los 80 kilómetros por hora.

Jue cuando volví a ver al pobre chucho y lo vide con la lenguota de ajuera. Prevení inmediatamente al Maco.

—Maco, ¡se está muriendo el Nerón! Pará maje, pará.

—Por qué dices eso?

—Porque tiene toda la lengua de ajuera.

—A qué lado la tiene de afuera...

—A la izquierda...

—Nombe Micu. No se esta muriendo. La saca para indicarme que me va a sobrepasar...

25/04/2020

 

EL RELOJ FUSFURESCENTE DE MICU

¡Cachinbóm!, le dije. Qué quede así. El muy cabroncito me queriya dar gato por liebre. Micu será feyo, y quizá dundo, pero no tanto; iesque los de la suidá lo quieren coger de pato a un uno, solo porque lo ven iletrado y humilde. Una cosa es ser manso y otra menso, veá.

El boladués que los salvadoreños somos el principal enemigo de otro salvadoreño. Nos corroye la envidia, el egoísmo, la hipocresiya. No podemos ver cara bonita en rostro ajeno, porque nos carcome la tirria; le tenemos ojeriza a todo aquel que va triunfando con esfuerzo propio. Poreso, como diría Roque Dalton, invariablemente somos “los siempre sospechosos de todo”. Nuay derecho.

Siempre estamos como en una lucha callejera, donde se valen trompadas, mordidas, jalones de guevo, aruñones y de todo con tal de denigrar y ninguniar al vecino o compañero. Con la familia no se diga, somos como Caín y Abel. Ni modo. Dios nos perdone por ser tan pend…encieros entre nojotros mismos.

Nos trompesamos con la misma piedra y no la quitamos del camino, porque somos necios. Mi Meche es necia como una mula, pero la tolero y la aguanto. He llegado a pensar que la babosa me habrá dado agua de calzón pa que le tolere todo.

Una destas noches, y no es que seya bocón y les cuente intimidades, pero ambos dos estábamos en el cuarto, semi chulones y le dije:

-Menche, apaga la luz.

-¡Ay no, Micu.

-Menche, que apagues la luz te digo…

-¡Ay no usté! ¿Quimiquiere hacer?

-Tú solo hace lo que de digo, no seyas necia.

-Va, ta bien Micu, la voy apagar.

Y al fin, la necia de la Menche apagó la luz.

Iesque lo que yo queriya es mostrarle mi nuevo reloj fusforescente.

18/04/2020