En el llamado caso fiscal “destape a la corrupción” que tiene en el banquillo de los acusados a un expresidente,  trascendió que Tony Saca construyó en las faldas del volcán de San Salvador, una suntuosa residencia que tiene todas las características de un palacio. Su costo lo dice todo: ocho millones de dólares.

Pues bien, los míticos fundadores de Roma, Rómulo y Remo, instalaron la Ciudad Eterna sobre la margen izquierda del Tíber, en una planicie ondulada conocida como campagna romana, en la cual se destacan siete colinas: Capitolio, Quirinal, Viminal, Esquilino, Celio, Aventino y Palatino. Fue alrededor de esta última colina que Rómulo trazó con el arado los límites de la ciudad, cumpliendo así un antiguo rito etrusco. Sobre el Palatino se hallaba la cabaña de Rómulo, y fue allí donde se construyeron los palacios de Tiberio, de Julio Cesar y de Nerón, que así se llamaron debido al nombre de la colina. A partir de la palabra latina palatium, se adoptó el nombre palatinos para designar a los miembros de la corte romana, de donde proviene también el sustantivo hispánico paladín, a través del italiano paladino, para referirse a los funcionarios del palacio del emperador. A partir de palatium, se formó en alemán la palabra Pfalz para nombrar los palacios y, más tarde, a los condes palatinos, que los emperadores ponían al frente de esos palacios como representantes del Imperio. 

La palabra ECOLOGÍA está tan en boga, quizá igual que palabras como sinceridad, respeto o paz; es decir, solo están en la boca de la gente, pero no en su corazón.

La palabra ecología, que obviamente nació como un cultismo, proviene del griego oikos 'casa' y logos 'ciencia o tratado'; o sea, que el propio nombre de la ecología es un enunciado de principios, pues llama a considerar el planeta como el hogar que todos debemos cuidar y compartir, lo cual está lejano de ser verdad, pues los ciudadanos del mundo hacemos todo lo contrario.

La Ecología es una rama de la biología que apareció por primera vez en el diccionario de la Real Academia Española en 1936, pero se tornó más conocida solo a partir de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente, celebrada en Estocolmo en 1972, cuando la preocupación del hombre por su entorno natural puso el tema en los primeros lugares de las agendas gubernamentales. 
La ecología es la ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con su medio ambiente. Dentro del medio que habita una especie se distinguen los factores abióticos o físicos como pueden ser la humedad, temperatura, iluminación solar, los factores biológicos que son la relación con otras especies que habitan el mismo medio. Sin embargo, con la popularización del término pasó a confundirse con la defensa del medio ambiente o con el propio medio ambiente. Así, el diccionario de la Real Academia registra como ejemplo: "La juventud está preocupada por la ecología". 
La preocupación por el medio ambiente surgió ante la constatación de las consecuencias de la industrialización en los países desarrollados, que consumen recursos naturales en forma depredadora, al punto de que amenazan el equilibrio natural del planeta. 

La noche del 16 al 17 de julio de 1918, hace un siglo, fanáticos comunistas rusos liderados Yákov Yurovski y Lenín como autor intelectual, realizaron una de las masacres más dantescas en perjuicio de la familia Romanov.

El zar Nicolás II y su familia, incluido el próximo zar, Alekséi, fueron asesinados a tiros en el sótano de la residencia Ipátiev, la casa de un comerciante de la ciudad rusa de Ekaterimburgo, una habitación que medía 5x6 metros que se inundó de humo de los cientos de disparos y sangre y masa encefálica de las víctimas, que incluyó a la servidumbre y al médico de cabecera de la familia real.

Aunque se dice que Vladímir Lenin se posicionó públicamente en contra de la ejecución e insistió en un juicio abierto contra Nicolás II, al final fue cómplice de esa masacre.

Para que los disparos no se oyeran, mientras los zares eran asesinados no se silenció el motor de un camión que fue especialmente estacionado cerca de la casa.

Dos de los verdugos de la familia imperial se negaron a disparar a las mujeres y el único de los criados que se mantuvo al lado de la familia imperial rusa y que sobrevivió al fusilamiento fue el ayudante de cocina Leonid Sedniov.

Los disparos tuvieron que repetirse múltiples veces porque los Románov ocultaban entre sus vestimentas diamantes y joyas que amortiguaban los disparos.

Las tres últimas balas de la pistola de Yákov Yurovski —bolchevique ruso que planeó los asesinatos— fueron para el zarévich Alexéi.

El asesinato de toda la familia del zar no se hizo pública hasta principios de los años 20. Hasta ese momento, solo se pensaba que el único fusilado había sido Nicolás II y que el resto de su familia había sido trasladado a la ciudad rusa de Perm

Poco antes de la fecha del asesinato, la emperatriz Alexandra a menudo escribía en su diario: "preparamos la medicina", haciendo referencia a que la familia imperial acopiaba y escondía diamantes y joyas bajo sus prendas por si llegaba el momento de huir.

El comisario de guerra bolchevique y participante activo en el fusilamiento, Petró Ermákov, se pasó los 20 años posteriores al asesinato visitando ciudades y contando cómo había asesinado al último zar de Rusia.

Décadas después de la inhumación de los restos del zar, su mujer y tres de sus hijas -descubiertos en 1979- la Iglesia ortodoxa, que declaró mártires a la familia Romanov y los hizo santos, sigue negándose a reconocer su autenticidad y a aceptar que se realicen pruebas de ADN para confirmarla.

El clero, dominado por los conservadores, también se niega a reconocer la autenticidad de los restos de otros dos hijos del zar, Alexéi y María, cuyos cuerpos fueron separados del resto y no se encontraron hasta 2007. Sus osamentas aún no se inhumaron por la falta de acuerdo entre las autoridades y la Iglesia.

Ante la perspectiva de agotamiento, más tarde o más temprano, de las reservas de petróleo en el subsuelo del planeta y la necesidad de una fuente de energía que emplee un combustible renovable, muchos científicos, empresas y gobiernos han impulsado el desarrollo de diversas fuentes alternativas: la energía de los vientos o eólica, la de las mareas, el aprovechamiento de la energía solar o el empleo de combustibles de origen vegetal. Pero en todos los casos se trata de energías caras, insuficientes o que generan nuevos problemas, como está ocurriendo con los precios de los alimentos debido al uso de grandes extensiones de tierra para producir alcohol de maíz o de caña de azúcar.

Algunos investigadores pensaron en desarrollar una fuente de energía semejante a la que se produce en el Sol, donde las altísimas temperaturas y presiones permiten la fusión de átomos de hidrógeno para formar helio, liberando grandes cantidades de energía. Para lograr esa fusión en la Tierra en forma controlada se pensó en una cámara de forma toroidal (semejante a un salvavidas) en el interior de la cual un gran caudal de ondas electromagnéticas permita que átomos de hidrógeno circulen a grandes velocidades, elevando la temperatura a niveles semejantes a los del Sol. Es la idea de los grandes aceleradores de partículas, con los que hasta ahora no se ha logrado resolver el problema de la estabilidad de las reacciones.

En los experimentos de este tipo desarrollados en Rusia, se designó este dispositivo con el nombre tokamak, un acrónimo de las palabras rusas para "cámara toroidal axial" (toroidal kamera aksial). A pesar del origen ruso, la palabra está formada por tres vocablos grecolatinos: el latino torus, del griego toros; el latino camara, del griego kamara (bóveda), y el latino axis (eje). Actualmente existen grandes aceleradores de partículas que se emplean para estudiar el comportamiento de las partículas elementales de la materia. La palabra fue acogida en español e incluida en el Diccionario de la Academia.

Pese a que aún no está registrado en el Diccionario de la Academia Española de la Lengua (Drae), el término Nomofobia es ya ampliamente conocido, pues se refiere al miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil o cell. Quienes han estudiado esta nueva fobia sostienen que la franja de edad con mayor prevalencia es la comprendida entre los 14 y 16 años, y que las chicas presentan puntuaciones más altas que los varones.

Al producirse una esclavitud absoluta al móvil, la adicción a veces es incontrolable y lo primero que hacen los nomofóbicos al tener un móvil entre sus manos, después de un rato sin utilizarlo, es consultarlo inmediatamente.

La nomofobia afecta significativamente en las relaciones afectivas y de pareja, la comunicación familiar y matrimonial, también ejerce un efecto negativo en la concentración de actividades educativas y de oficio.

El hecho de mantener una relación a través de la pantalla hace que, a la larga, la persona no sea capaz de ser él mismo cuando está cara a cara con los demás, lo cual explica el por qué algunos conductores no son capaces de dejar de usar sus teléfonos móviles mientras manejan.

Por supuesto que las personas inseguras se benefician al estar protegidas por un teclado y al poder expresar más cosas en la realidad virtual que en la vida real.

El concepto Nomofobia viene de “no mobile phone phobia”. Los comportamientos más frecuentes que presentan los afectados son la obsesión por tener el teléfono siempre cargado y la ansiedad ante el pensamiento de no poder utilizarlo por cualquier motivo (datos, cobertura, mensajes…), evitando a toda costa situaciones en las que vaya a vivir esta circunstancia y dificultando, por tanto, el desarrollo de una vida normal.

Aunque existe una amplia literatura sobre aspectos relativos a un uso problemático de Internet, la nomofobia pone el foco en el miedo que desencadena perder acceso a la información y a la red de contactos sociales. Es necesaria, por tanto, la elaboración de estudios específicos que recojan el amplio abanico de situaciones relacionadas con la necesidad de control del individuo sobre su autonomía y conectividad.

Tal es la profundidad de este problema en la conducta, que el estudio de la Nomofobia podría en un futuro cercano situarse dentro de las fobias específicas, que, según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V, por sus siglas en inglés) son el miedo excesivo e irracional a una determinada situación u objeto, como es no poder utilizar un teléfono móvil. Esta opción sería posible asumirla siempre que no pueda explicarse con síntomas de otro trastorno como la ansiedad social.

No hay duda de que la Nomofobia está conectada al estilo de vida hiperconectado, o el uso patológico de los videojuegos.

El uso del smartphone no es de por sí negativo, pero tampoco es inocuo, por lo que es necesario abordar una educación integral de las personas que las prepare para ser ciudadanos digitales. Es decir, beneficiarnos de las infinitas posibilidades que nos ofrece la tecnología.

En los últimos meses se ha puesto de moda esta palabra en El Salvador. Pues bien, déjenos contarles que una noche fría de 1929, Edwin Lowe, un vendedor de juguetes neoyorquino conducía su coche por una carretera del sur de los Estados Unidos, cansado y deprimido. Hacía pocos meses que la Gran Depresión había sacudido los cimientos de la economía norteamericana y conmovido al mundo, y se vivían días difíciles. 

Mientras buscaba un hotel donde pernoctar, Lowe advirtió una tienda colorida al borde de la carretera, con muchas luces y música, y se acercó para ver de qué se trataba. Estacionó su auto y entró.

En medio de una densa humareda de cigarros, contempló a cierto número de personas sentadas alrededor de una mesa sobre la cual cada una tenía un cartón y un montoncito de frijoles. Un sujeto, que actuaba como animador extraía bolillas numeradas de una bolsa y cantaba los números ante los circunstantes, que ponían, de vez en cuando, un frijol sobre los cartones. 

Al acercarse un poco más, Lowe observó que lo que los participantes tenían ante sí era una especie de cartón de lotería con los números del 1 al 75 alineados en cinco columnas. Al completar una línea, el jugador gritaba triunfalmente ¡beano!, del inglés bean ‘frijol’.

Entusiasmado con la novedad, y ya menos deprimido, el vendedor viajero se llevó a Nueva York la idea del juego, que ensayó con éxito con amigos y familiares. Un día, mientras estaban jugando en la casa de Lowe, uno de los participantes, emocionado por haber ganado la partida, se equivocó y, en vez de ¡beano!, gritó ¡bingo!, palabra que acabó adoptada como nombre del juego.

El vendedor siguió desarrollando la idea y terminó por encabezar cada una de las cinco líneas de números por una de las letras de la palabra bingo, que pasó a nuestra lengua con la misma grafía. Con este juego, Lowe amasó una cuantiosa fortuna y, finalizada la depresión económica, ya era un hombre muy rico. 

El narcisismo  es uno de los trastornos de la personalidad (TdeP). Y como tal no requiere de tratamiento psiquiátrico, solo psicológico. La persona narcisista, hombre o mujer, tiende a centrarse en sí mismo, es vanidoso y necesita la admiración de quienes le rodean.

Al igual que otros TdeP, los narcisista han demostrado que son por lo general personas exitosas socialmente, que no se dejan disuadir por el rechazo y que su necesidad de atención puede hacerlos encantadores y muy motivados. Si no, veamos el ejemplo de Cristiano Ronaldo.

La fuerza del narcisista está presente en la cultura popular. Los selfies en las redes sociales se han convertido en combustible para alimentar el culto a la imagen personal.

La palabra narcisismo es definida por el Drae como una manía excesiva de complacencia en la consideración de las propias facultades personales y hace de la persona un cuidador obsesivo de su arreglo personal, que se auto aprecia de atractivo y está enamorado de sí mismo. El término proviene del nombre del personaje mitológico Narciso, quien vivía admirándose en un espejo, pero tanto culto a su persona llevó a Némesis, la diosa de la venganza, a castigarlo por su engreimiento. Hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente. En una contemplación absorta, incapaz de separarse de su imagen, acabó arrojándose a las aguas. En el sitio donde su cuerpo había caído, creció una hermosa flor, que hizo honor al nombre y la memoria de Narciso.

Edward Lorenz, el padre de la teoría del caos, consideró el tiempo atmosférico como un caso de este tipo, en la medida que nunca se podrán conocer con exactitud las condiciones iniciales. De hecho, en 1963 Lorenz estaba realizando una investigación sobre previsiones climatológicas a través de ecuaciones con ordenador y decidió repasar algunos de los datos que había obtenido. Mientras se hacía un café (esto es literal), el ordenador simuló los resultados de dos meses que en nada se parecían a los que ya tenía. ¿De dónde procedía el error? De un simple redondeo.

Para simplificar las operaciones y porque la impresora no aceptaba más de tres decimales, Lorenz decidió reducir de seis a tres los decimales de uno de los parámetros con los que calculaba las predicciones (por ejemplo: de 53,453765 kilómetros por hora, pasó a usar 53,453 kilómetros por hora). El paradigma estaba claro: una variación mínima inicial puede producir alteraciones a corto y medio plazo. Lorenz publicó las conclusiones de su descubrimiento en el Journal of the Atmospheric Sciences bajo el título «Flujo determinista no periódico» en 1963.

Lorenz fue el salto de las leyes deterministas de Newton y la aplicación de ecuaciones a las simulaciones de hoy en día. La astrofísica emplea potentes ordenadores para conocer la evolución del universo a través de simulaciones que toman en consideración diferentes elementos y patrones, pero siempre hay una incertidumbre en todos los experimentos. La consecuencia práctica del efecto mariposa, por ejemplo, es que en sistemas complejos tales como el estado del tiempo o la bolsa de valores es muy difícil predecir con seguridad, por eso hablamos de probabilidades. 

El cuerpo humano es un claro ejemplo de sistema caótico, flexible e impredecible. La medicina no puede predecir la evolución del cuerpo de determinado individuo. Sin embargo el cuerpo humano, es resistente a los cambios, mantiene una forma más o menos parecida durante más de 70 años, a pesar de que ningún átomo de los que hoy forman nuestro cuerpo era el mismo hace 7 años, y resiste a las enfermedades y condicionantes externos.

La explicación de que un sistema tan impredecible como el cuerpo humano sea tan estable es que el sistema siempre es atraído hacia un determinado modelo de conducta; si cambiamos algo en el sistema este vuelve cuanto antes hacia el atractor extraño. La conducta es impredecible pero sabemos hacia dónde va a tender. Elcaos permite al corazónun abanico de comportamientos que le permiten volver a su ritmo normal después de un cambio.

Tomemos como referencia la autoorganización de las colonias de hormigas para comprender la flexibilidad del caos. Si contamos el número de individuos activos, comprobaremos que el número fluctúa con una periodicidad de unos 25 minutos. Cada cierto tiempo ningún elemento está activo. Ese ciclo de actividad podría ser sólo un reflejo de sincronización, sin embargo la actividad individual es totalmente aperiódica, caótica. Al aumentar el número de individuos aparece un comportamiento colectivo hasta que, para cierta densidad de hormigas, comienzan a aparecer oscilaciones regulares.

El ejemplo de las hormigas se puede comparar con una red neuronal fluida en la Inteligencia Artificial (IA). La fluidez en un sistema caótico se manifiesta cuando las conexiones entre elementos cambian con el tiempo como consecuencia del movimiento al azar o por otras causas.

A partir de esta semana y durante tres entregas presentaremos el origen etimológico de los días de la semana y el nombre de los meses, porque todos hablamos de lunes, martes… enero, febrero… pero desconocemos la razón del porqué se llaman así.

Hoy continuamos con la tercera y última entrega:

ETIMOLOGÍA DE LOS DÍAS Y MESES 

 

ETIMOLOGÍA DE LOS DÍAS Y MESES –Parte finaI-
VIERNES: del latín "veneris dies", día de Venus. Antes de la fundación de Roma, Venus era venerada como la diosa protectora de los huertos, pero a partir del siglo II antes de Cristo fue asimilada a la diosa griega Afrodita. Diosa del amor. Tiene un planeta dedicado a ella.

 

Mientras los días de la semana laboral están inspirados en planetas, las palabras para designar el “sábado” y “domingo”, en español no fueron adoptadas utilizando el modelo de denominación romano. 

 

Sábado viene de la palabra de origen hebreo, que se refiere al "Sabbat", haciendo referencia al día de descanso (en la tradición judía y cristiana, Dios descansó el séptimo día de su creación).

 

Domingo tiene su origen en una palabra latina"dominicus dies", que significa “el día del señor”. No es ninguna coincidencia que el domingo tenga una relación con el sol y con Jesús. El emperador romano Constantino adoraba a Mitra (dios del Sol), pero un día tuvo un sueño en el que vio una cruz dentro de un sol con la inscripción "vence con esto". Fue así que se declaró cristiano y dedicó el domingo como "el día del señor". También prohibió hacer trabajos manuales ese día. Para los cristianos es tradicionalmente el séptimo día de la semana, aunque en realidad es el primero porque se consagra una nueva semana a Jesucristo que resucitó después del "sabbath".

 

Agosto: Si Julio es así por César, Agosto lo es por Octaviano Augusto, su heredero y conocido como el primer emperador de Roma, el Princeps. Quiso el azar que Augusto naciera en el mes Sextilis, el sexto; pero fue el Senado, quien a su muerte, lo honró cambiando el nombre del mes de su natalicio por el suyo propio.

 

Septiembre: ¿Por qué septiembre, que remonta a séptimo, es nuestro noveno mes? Pues como ya se ha dicho porque antes el año comenzaba en Marzo y por eso toda la serie desde septiembre a diciembre tienen el nombre “desviado” dos unidades respecto al calendario moderno.

 

Octubre: era el octavo, de donde toma su nombre.

 

Noviembre: el primitivo noveno mes.

 

Diciembre: Cerraba el año el décimo mes pero al añadir enero y febrero al principio, pues ya sabemos, todos se movieron dos posiciones.

MIÉRCOLES: del latín "mercuri dies", día de Mercurio. Era el dios del comercio y el de los viajeros, por ese motivo sus templos se edificaban a la entrada de los pueblos. Hay también un planeta dedicado a él.

JUEVES: del latín "jovis dies", día de Júpiter. En la mitología romana es el dios asimilado a Zeus. El dios del cielo, de la luz del día, del tiempo atmosférico. También tiene un planeta bajo su nombre.

Abril: Es un mes de etimología dudosa. En latín se llama a este mes aprilis y hay quienes lo hacen derivar del verbo aprire (“abrir”) porque en estas fechas las flores abren con la llegada de la primavera. Estudiosos posteriores lo relacionan con el término etrusco apru- que quieren relacionarlo con el nombre de la diosa Afrodita (Afro – apru). Es verdad que era un mes consagrado a Venus, la Afrodita romana.

Mayo: No es nuestro quinto mes más fácil de nominar que el cuarto. La tradición más extendida lo asocia con la diosa Maya (en realidad es una Pléyade), de donde maius, el nombre latino del mes. Maya pasa por ser la madre de Mercurio. Se relaciona el vocablo maiuscon la misma raíz de maiestas (“majestad”), maiores (“mayores, antepasados”) y magnus(“magno, grande”). Pero no sabemos la relación que guarda esta divinidad con la época del año.

Junio: Este mes estaba consagrado a la diosa JunoIuno en la lengua de Ovidio. Hay quienes lo hacen relacionar con iuniores (“los jóvenes”) por oposición con los del mes pasado, maiores. También el poeta antes mencionado tiene dudas sobre si proviene el nombre del mes del verbo iungere (“unir”). Al fin y al cabo, Juno era la diosa de los matrimonios, la unión por excelencia.

Julio: Toma su nombre de Julio César, pues nació en este mes y antes del cambio se llamaba Quintilis, pues era el quinto mes en el antiguo calendario romano cuando el año comenzaba en marzo.

LOS NOMBRES DE LOS DÍAS DE LA SEMANA

Fueron los griegos quienes empezaron a utilizar de manera natural los nombres de sus dioses para los planetas. Aquellos que se podían seguir con la vista en el cielo eran el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. La Luna (Selena - Diosa de la luna, famosa por sus amores), Marte (Ares - dios de la guerra, por lo rojo como la sangre), Mercurio (Hermes - dios de los comerciantes, mensajero de los dioses, y el planeta que está más cerca del sol), Júpiter (Zeus - dios padre, por ser el segundo más brillante), Venus (Afrodita - diosa de la belleza y el amor, por ser el planeta más brillante), y Saturno (Cronos - dios del tiempo, por ser el más lento).

En español se mantienen los nombres planetarios en los cinco días de la semana. Estos cinco días cuyos nombres terminan en -es una abreviación del latín para decir la palabra "día” dies. Bajo el imperio Constantino y durante gran parte del imperio romano, se nombró con algunos cambios, el primer día de la semana como LUNES haciendo referencia a la Luna. 

De este modo, lunes viene del latín "lunae dies", día de la luna. Durante mucho tiempo se contó por meses lunares el curso del año y se atribuyó a la luna una cierta influencia sobre los seres humanos. Aún hoy, países y culturas se rigen por meses lunares, como es el caso de Israel o en países africanos. Curiosamente y en nuestro calendario cristiano, hay un tiempo litúrgico que se rige por el calendario lunar, es la Cuaresma. Por este motivo la Semana Santa no cae siempre por las mismas fechas. Para muchos de nosotros es el peor día de la semana, ya que empezamos otra vez a trabajar y vamos cansados y rendidos, pero ... bendito sea el trabajo, así podemos ganar dinero y gastarlo.

MARTES: del latín "martis dies", día de Marte, quien fue el dios de la guerra, llamado también Ares por los griegos. De Marte derivan palabras como "marcial", como las artes marciales. Hay también un planeta dedicado al mismo dios romano referido.

En cuando a los meses, enero quizá sea el más lejano en nuestra lengua, pero el primer mes debe su nombre al dios romano Jano (Ianus), del que nace el adjetivo Ianuarius. Jano era el dios de las puertas (ianua en latín significa “puerta”) y de los cambios, por eso abre y cierra el año, se le representa con dos caras, una mirando al pasado y otra al futuro. En castellano hemos perdido, en la evolución, la relación con esta divinidad: Ianuarius enero pues desapareció la I inicial, pero se conserva en inglés january o en francés janvier. Hasta en valenciano o catalán se mantiene bajo la forma gener.

Febrero: hace referencia a la fiebre. En Fastos del poeta latino Ovidio se lee, en II, 20 que los padres romanos llamaron februa a los instrumentos de purificación. En latín la fiebre se designa con la palabra febris, en la que se aprecia la raíz *febr-, que da origen al nombre del segundo mes. Era, precisamente, éste un momento de purificación con algunos rituales para tal fin. Además, la fiebre siempre ha tenido un valor purificador, sobre todo para curar los resfriados.

Marzo: Marzo es el mes consagrado al dios de la guerra, a Marte. En latín se le conoce como MarsMartis, y su adjetivo correspondiente es Martialis o Martius, en nuestra lengua, marcial. Lo conservamos, por ejemplo, en las artes marciales o las marchas marciales. Por tanto Marzo es el mes de Marte y es así porque la campaña militar se iniciaba en este mes, con la llegada del buen tiempo de primavera tras la parada invernal.

 

EL EFECTO MARIPOSA

Hay un proverbio chino que sostiene que «El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo». Basado en esa idea, el matemático y meteorólogo Edward Lorenz elaboró lo que el lama el Efecto mariposa, concepto que está vinculado a la Teoría del Caos, la cual sostiene que el aleteo de un insecto en Hong Kong puede desatar una tempestad en Nueva York. Pero, en realidad, ¿es factible que el aleteo de una mariposa en Sri-Lanka pueda provocar un huracán a miles de kilómetros al otro lado de la Tierra?

En un sistema no determinista, pequeños cambios pueden conducir a consecuencias totalmente divergentes. Una pequeña perturbación inicial, mediante un proceso de amplificación, puede generar un efecto considerable a medio y corto plazo. El movimiento desordenado de los astros, el desplazamiento del plancton en los mares, el retraso de los aviones, la sincronización de las neuronas; todos son sistemas caóticos o «dinámicos no lineales».

La teoría del caos y el efecto mariposa viene a explicar que algo tan complejo como el universo es impredecible. La teoría del caos explica sistemas como la atmósfera o las condiciones climatológicas que impiden realizar pronósticos del tiempo fiables más allá de tres días y es particularmente útil para abordar el estudio de los fenómenos sociales, difíciles de resolver en términos de relaciones lineales causa-efecto.

La idea germen del efecto mariposa es que la secuencia interminable de hechos, aparentemente desencadenados entre sí, acaban por tener consecuencias completamente impredecibles. Si imaginamos un universo dividido en dos y en uno de ellos introducimos una variable (por ejemplo, el sutil aleteo de una mariposa), cada una de las partes de ese universo reaccionará de forma distinta a los cambios y evolucionará de forma diferente e imprevisible.

Más que el aleteo de una mariposa, algunos investigadores prefieren hacer referencia al experimento del doble péndulo.  Éste son dos péndulos acoplados, es decir un péndulo unido al extremo de otro péndulo. Cuando se trata de uno solo, el movimiento es bastante simple, pero cuando son dos los que oscilan, se vuelve impredecible y caótico.

 

EL ARTE DE SABER CONVIVIR

La cortesía es de quien la da, y no de quien la recibe. Las reglas del Protocolo exigen que el profesional sea amable, incluso con aquellas personas que no se lo merecen o que no tienen buenos modales o buena educación con los demás.

Estemos conscientes o no, la vida es una secuencia  protocolar.  Hacemos protocolo cuando nos levantamos y saludamos a la familia; cuando decimos “adiós” para ir a estudiar. Es protocolo cuando pedimos permiso para pasar entre dos personas. En fin, el protocolo es parte del ser humano, porque es de humanos seguir el conjunto de reglas de cortesía que se siguen en las relaciones sociales y que han sido establecidas por costumbre.

La Humanidad misma está desarrollada porque pasó del salvajismo del hombre prehistórico a las normas de convivencia de las sociedades civilizadas. Es parte del respeto que una persona debe a otra, pero al mismo tiempo exige de ésta.

Cuando se actúa con malas maneras o con malos modales, es fácil que reciba también comportamientos poco educados. Cada persona debe dar un buen ejemplo, comportándose con elegancia, corrección y cortesía en cualquier situación.

La definición de Protocolo detalla precisamente esos valores sociales, al señalar que es el “Conjunto de reglas de formalidad que rigen los actos y ceremonias diplomáticos y oficiales.

El Protocolo está íntimamente ligado a otro concepto social, llamado “Etiqueta”. Podemos decir que uno no puedo existir sin el otro, ya que la etiqueta nos señala que es el “Conjunto de reglas y formalidades que se observan en ciertos actos públicos oficiales y solemnes”.
Como ya se dijo, el Protocolo define al hombre en sociedad, por lo tanto inició con el mismo proceso histórico del hombre en las antiguas culturas y civilizaciones sumerias, mesopotámicas, asirias o caldeas.

De acuerdo al  Anuario Jurídico y Económico Escurialense, los cimientos del protocolo se hayan fundamentados en dos disciplinas: la antropología y la sociología, ambas estudiosas de la evolución de la humanidad. Los factores que desencadenaran lo que con el paso de los siglos se ha llegado a denominar protocolo son la socialización y la inevitable jerarquización posterior de las relaciones humanas.

Según los archivos, el primer manual de etiqueta data aproximadamente de 2.000 años antes que la propia Biblia. Su autor fue Ptahotep, administrador y visir de Dyedkara-Isesi, faraón del Alto y Bajo Egipto durante la quinta dinastía que daba consejos como el siguiente: “Procura que tu pensamiento sea profundo y tu lengua parca en hablar, Guarda silencio porque es un don del que han de venirte muchos bienes”. Fueron los egipcios en el año 3000 a.C. los que desarrollaron el primer protocolo y ceremonial de Estado. Batalla de Qadesh, 1279 a. C. entre Ramsés II y Khatussi III. Primer tratado de paz realmente moderno

El primer código que hay como referencia de normas protocolarias es el Código de Hammurabi de hace 3.750 años. Hammurabi era el Rey de Babilonia en el s. XVIII aC. El mencionado código (código integral), pues sus normas establecían los criterios que rigieron la vida de los “ciudadanos” y “no ciudadanos” (los esclavos que no eran personas), para la mejor convivencia de todos en este antiquísimo reino de la primera Babilonia. Contiene tres artículos que son puro protocolo:

El primero describe minuciosamente la ceremonia y actos de coronación del rey de Babilonia. Utiliza un lenguaje muy preciso.

El segundo establece las precedencias en todos lo niveles, ya sean de autoridades como corporativas, así como de los grupos sociales en los que se clasificaba la población babilónica

El tercero era una recomendación ordenada a los “funcionarios babilonios de protocolo”: a. Tratar siempre con máximo respeto y cortesía a todos los ciudadanos del reino, se cual fuere su nivel personal y social. b. Poner el mayor cuidado y ejecutar bien y de un modo justo los actos y ceremonias del reino, porque esto contribuye a la felicidad, prosperidad y paz de todos los súbditos (y así podríamos seguir explicando estas normas protocolarias).

Hablar de Protocola es hablar de conceptos afines como reglas, ordenanzas, normas, costumbres, ceremoniales, leyes y el propio Estado, donde el protocolo cobra mayor realismo.

¿De dónde proviene la palabra “Protocolo”? El sustantivo “protocolo” nos viene del latín protocollum, que a su vez deriva del griego clásico “protokollon” que significa “la primera hoja o tapa, encolada, de un manuscrito importante, con notas sobre su contenido”.

Veamos a continuación las definiciones que se manejan actualmente. Las definiciones dadas a esta palabra son innumerables, pero todas llevan a un significado común. Cabe señalar que esta palabra, sola, en todos los idiomas del mundo es utilizada y tiene el mismo significado siempre. Así, el Diccionario de la Lengua Española nos lo define en varias acepciones como:  «Escrituras matrices y otros documentos que un notario autoriza y custodia».  «Acta o cuaderno de actas relativas a un acuerdo, conferencia o congreso diplomático». «Regla ceremonial diplomática o palatina establecida por decreto o por costumbre», (aquí está nuestro protocolo, aunque, insuficientemente definido).

Huelga decir que el dominio básico de las normas protocolarias es de suma importancia para todo profesional, en especial si se trata de un experto en las áreas de Comunicaciones, Mercadeo o Relaciones Públicas, de ahí su importancia en los procesos de enseñanza-aprendizaje de las instituciones de educación superior como parte de los distintos pensum.

 

QUE EL MIEDO ESCÉNICO NO NOS PERTURBE

No todos seremos un Demóstenes superando obstáculos para hablar en público, pero si tenemos algo del padre de la oratoria, y es que pese a no nacer con las habilidades y destrezas para dirigirnos a grupos masivos, al final por distintas razones tenemos que hablar en público y con seguridad lo terminaremos haciendo bien.

Apreciables señoras y señores, queridos compañeros, amigos todos:

Hablar en público o practicar la oratoria implica inicialmente superar lo que se conoce como Miedo Escénico. No es una fobia ni tampoco un temor a hablar, sino más bien que el candidato a orador al no tener la experiencia suficiente tiene miedo a estar en un escenario frente a muchas personas conocidas y desconocidas.

El miedo en natural en los seres humanos, especialmente cuando enfrentan situaciones que no saben exactamente como controlar, y el público es uno de estos elementos que el orador desconoce a ciencia cierta cómo responderá a su discurso.

Como diría en su momento el escritor estadounidense Mark Twain, o el orador está nervioso en sus primeros momentos de dar su discurso o miente al decir que no lo está.

El Miedo Escénico es el primer escollo que todo aprendiz de orador debe saber superar y solo se logra mediante la continua práctica y el apego a las normas del discurso, así como una constante actualización cultural.

El crecimiento del vocabulario es indispensable para que una persona se convierta en un destacado orador, pues aumentar el cúmulo de conceptos en la mente no solo ayuda a tener una excelente variabilidad de palabras al momento de estructurar nuestro discurso, sino también contribuye eficazmente a mejorar la fluidez verbal.

Esto último es un efecto de la ejercitación mental que hace un orador cuando introduce nuevos conceptos a su cerebro con más frecuencia que el común de las personas. Es una especie de ejercitación, tal como lo hace el atleta corriendo cinco o más kilómetros diariamente. Lo preparan para la resistencia y lo hacen más dinámico.

Pero ser eficiente como orador no solo es cuestión de vocabulario y de práctica, pues la oratoria como ciencia también tiene sus propias normas y reglas. Tiene además sus objetivos, que pese a ser simples y concretos, implican serios compromisos de parte del orador.

En esto del discurso hay que considerar igualmente que el público tiene su propia valoración del contenido de una disertación. Por algo el maestro moderno de la oratoria, Dale Carnegie afirmó que en cada discurso siempre hay tres expresiones: el discurso que se practicó, el que se da finalmente y el que nos hubiera gustado dar.

Afortunadamente ese que nos hubiera gustado dar, tarde o temprano se dará gracias a la experiencia que vamos acumulando cada vez que hacemos una disertación. "La práctica hace al maestro", dice un dicho popular.

Como diría el famoso poeta Ralph Waldo Emerson, "Todo gran orador fue un mal orador en sus inicios", y conscientes de esta debilidad pasajera, lo que le queda a todo aprendiz de orador es mejorar cada día.

Todo discurso, al margen de los atributos verbales y lingüísticos del orador, debe ser dicho con elocuencia, pues es esta cualidad la que inyectará al orador su calidad.

La elocuencia es definida por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española como la "facultad de hablar de modo eficaz para conmover y persuadir, apoyado en gestos, ademanes y cualquier otra acción o cosa capaz de dar a entender algo con viveza".

En otra definición encontramos que es "el don de la palabra hablada que tiene como propósitos conmover, convencer y persuadir". Vemos acá elementos casi misteriosos como la palabra "don", que se vuelve una especie de regalo de Dios al hombre.

De igual manera encontramos en esta última definición el concepto "persuadir", que viene del latín y cuya raíz "suados" se remonta a lenguas pretéritas a la que hablaban los romanos y que tenía como significado "poseer el alma de quien escucha".

Otros elementos que interactúan dentro del discurso son la dicción, los ademanes, la comunicación gestual y la particular manera de cómo una persona se desempeña en el escenario y desarrolla el contenido de su disertación.

Ayuda mucha al principiante orador el manejo de las cualidades de estilo del discurso, principalmente el dominio de la Claridad, la Concisión, la Precisión y la Propiedad, conceptos que para definirlo con exactitud habría necesidad de otra conferencia.

Para concluir este tema, esperamos que reviva en nuestro público joven y estudiantil el deseo de afrontar ese miedo escénico que tanto afecta a los aprendices de oradores. Pero no debemos olvidar que cada vez que demos un nuevo discurso ganaremos valor y confianza y al final podremos decirnos a nosotros mismos "He superado el miedo y a partir de ahora podré enfrentar al próximo público que desee escucharme".

Rafael Orantes

DIOSES PRECOLOMBINOS

Según las leyendas, los dioses del mal se rebelaron contra un dios o diosa de la creación o de varios dioses creadores.

En las culturas precolombinas, por ejemplo en la cultura incaica, el Supay es una figura ambivalente, definida por el sincretismo, que ha sido asimilada al Diablo de la cultura cristiana, pero que también es adorado como señor de las profundidades o Salamanca. ​ A diferencia de lo que sucede con el Diablo cristiano, "el indígena no repudiaba al Supay sino que temiéndole, lo invocaba y rendía culto para evitar que le hiciera daño".

Sin embargo, existe una leyenda con respecto al lago Titicaca, como ser la caída del ser humano al pecado y que tiene cierta similitud con el relato bíblico del Génesis como ser la tentación de Adán y Eva.

Cuenta la leyenda que el lago Titicaca era un valle fértil y poblado de personas que vivían felices en paz y armonía. Nada les faltaba, la tierra era rica y les procuraba todo lo que necesitaban. Sobre esta tierra no se conocía ni la muerte, ni el odio, ni la ambición. Los Apus, los dioses de las montañas, protegían a estos seres humanos. No les prohibieron más que una sola condición: que nadie debía subir a la cima de las montañas donde ardía el Fuego Sagrado.

Durante largo tiempo, estas personas que habitaban el valle no pensaron en infringir esta orden de los dioses. Pero el Supay, espíritu maligno condenado a vivir en la oscuridad, no soportaba ver a estas personas vivir tan tranquilamente en el valle. Él se ingenió para dividir a los hombres sembrando la discordia. Les pidió probar su coraje, para desafiar al dios creador, viracocha, para encontrar el Fuego Sagrado a la cima de las montañas.

Entonces un buen día, al alba, estas personas desobedecieron y comenzaron a escalar la cima de las montañas, aunque a medio camino fueron sorprendidos por los Apus.

Éstos comprendieron que los hombres habían desobedecido y decidieron exterminarlos. Miles de pumas, salieron de sus cavernas y se devoraron a estas personas y que suplicaban al Supay por ayuda. Pero éste permanecía insensible a sus súplicas.

Viendo eso, Inti, el dios del Sol o Viracocha, se puso a llorar. Sus lágrimas eran tan abundantes, hasta formar un diluvio y que en cuarenta días inundaron el valle.

Solo un hombre y una mujer llegaron a salvarse sobre una barca de junco. Cuando el sol brilló de nuevo, el hombre y la mujer no creían ver ante sus ojos, bajo el cielo azul y puro, estaban en medio de un lago inmenso. En medio de esas aguas flotaban y los pumas que estaban ahogados y transformados en estatuas de piedra.

En las culturas andinas, como en los Departamentos de Oruro y Potosí en Bolivia, los mineros lo conocen como el tío de la mina. Está representado con la imagen del diablo, influencia del coloniaje y de la imposición del cristianismo. Según sus creencias, es el guardián de las minas y su imagen es venerado por los mineros con ofrendas similares a los santos, aunque nada que ver con rituales satánicos. Según la fe de los mineros hacia el tío, es para que no les falten las riquezas.

La chicua en la llanura amazónica del Perú, según la mitología amazónica, es considerada un maligno “diablo” enviado por algún brujo malero, o uno de estos brujos que busca vengarse de alguien. Cuando canta cerca de una casa la gente se pregunta a quién habrá venido a buscar ese maldito pájaro.

En la cultura maya, destacan los Ajawab o los "selores del inframundo", los que gobiernan el Xibalbá,conocido como el inframundo. Principalmente por la descripción que de él hace el Popol Vuh (Pop wuj, en k'iche'), cuya traducción sería "Libro del Consejo" o "Libro de la Comunidad", descubierto en época posterior a la conquista española en el siglo XVIII, traducido al latín por Fray Francisco Ximénez desde una perspectiva católica. De ahí que se refiera al Xibalbá con mucha semejanza al infierno cristiano.

Sin embargo el concepto de "mal" está explícitamente representado en las características de otros seres de la mitología maya, como Wuqub Qak'ix y su familia, o mediante defectos en las personalidades de los primeros seres humanos creados. Xib'alb'a no es entonces el infierno, ya que representa a la muerte y la enfermedad, vistas como parte de la existencia y no como castigo. Es más preciso referirse a Xib'alb'a como el inframundo

Según esta cosmología, el infierno regido por Kisín es en realidad una especie de purgastorio para la mayoría de las personas que mueren: sin embargo las mujeres que mueren en el parto o los soldados muertos en batalla no deben pasar por allí, y en cambio los suicidas quedan relegados a permanecer allí por toda la eternidad.

En la cultura azteca destaca Kisín, según esta cosmología, el infierno regido por Kisín es en realidad una especie de purgatorio para la mayoría de las personas que mueren: sin embargo las mujeres que mueren en el parto o los soldados muertos en batalla no deben pasar por allí, y en cambio los suicidas quedan relegados a permanecer allí por toda la eternidad.

Los antiguos mayas lo imaginaban como un esqueleto con los ojos colgantes. Su oponente era el dios del maíz y la vegetación, llamado Ah Mun o Hun-Hunahpu que a menudo se muestra con una mazorca de maíz creciendo en su cabeza.

Para los lacandones Kisín es «un personaje iracundo, que patea la base de la gran ceiba cuando está de mal humor, provocando seísmos»

Para la cultura popular actual, Kisín ha permanecido como un personaje que habita el subsuelo y a quien se le atribuyen los terremotos.

Los guaches,  antiguos aborígenes de la isla de Tenerife de Canarias, España destacaban a Guayota o Guaiota a la principal entidad maligna de su mitología según los primeros historiadores de Canarias.

Una leyenda literaria moderna popularizada recientemente pero sin base en las fuentes históricas tradicionales habla de un enfrentamiento entre Guayota y el dios supremo Achamán. Guayota había encerrado al dios del sol Magec en el interior del Teide, sumiendo a todo el mundo en la oscuridad. Los guanches pidieron clemencia a Achamán, quien tras una encarnizada lucha consiguió derrotar a Guayota, liberar a Magec y taponar el cráter con Guayota en su interior.

 

DE LA BOLSA DE PAJA AL PAYASO

José José hizo una alegoría al Payaso, “Dicen que soy un payaso que estoy muriendo por ti y tu no me haces ni caso. Dicen que soy un payaso, porque toda mi ilusión es tenerte entre mis brazos. Dicen que soy un payaso que por culpa de tu amor voy de fracaso en fracaso. Y es verdad soy un payaso, pero que le voy a hacer. Uno no es lo que quiere sino lo que puede ser…”

Los payasos son personajes tradicionales que tuvieron su inicio en la comedia italiana. Era una especie de bufón, que vestía ropas estrafalarias confeccionadas con la tela burda que se usaba para recubrir los colchones de paja. Por esa razón, se le llamó pagliaccio, palabra formada a partir del italiano paglia (paja), derivado del latín paleae, palearum.

En francés, en la segunda mitad del siglo XVIII se llamaba a este personaje paillasse, una antigua palabra que cinco siglos antes había significado ‘bolsa de paja’.

En castellano, la palabra payaso aparece registrada en 1884 en un poema de Manuel Breton de los Herreros:

Otro con importunas contorsines

Cual payaso en grotesca pantomima 
Piensa mover del pueblo las pasiones.

Pero ya figuraba en el Diccionario de la Academia desde la edición de 1817, como ‘el que en los volatines y fiestas semejantes hace el papel de gracioso, con ademanes, trages y gestos ridículos’ (Ortografía no actualizada).

Payasos famosos los ha habido en distintas épocas, pero universalmente y quizá atemporales lo son Ronald el payaso de McDonald, Cepillín y sus canciones infantiles, Krusty y su anticomedia en la serie de los Simpson, sin faltar por supuesto el Guasón archienemigo de Batman y Bozo, el divo de la televisión. A nivel local los payasos más recordados son Chirajito, Pizarrín y, de las generaciones pasadas, Chocolate.

 

UN LEGADO CONTRA LA BARBARIE Y EL TERROR

La edición anterior de Gente Poderosa publicó un reporte sobre el poeta romántico Adolfo Vásquez Becquer. Para continuar con grandes artistas del Modernismo español, hoy retomamos el artículo de Paloma Esteban Real sobre la más trascendente obra de Pablo Ruiz Picasso​, pintor y escultor creador, junto con Georges Braque, del cubismo.

“Pablo Picasso, creador del Reflejo fiel de una época y de unas luctuosas y dramáticas circunstancias, el lienzo Guernica nació para formar parte del Pabellón Español en la Exposición Internacional de París, de 1937. El motivo que impulsó a Pablo Picasso a realizar la escena representada en esta gran pintura fue la noticia de los bombardeos efectuados por la aviación alemana sobre la villa vasca que da nombre a la obra, conocidos por el artista a través de las dramáticas fotografías publicadas, entre otros diarios, por el periódico francés L'Humanité. A pesar de ello, tanto los bocetos como el cuadro no contienen ninguna alusión a sucesos concretos, sino que, por el contrario, constituyen un alegato genérico contra la barbarie y el terror de la guerra. Concebido como un gigantesco cartel, el gran lienzo es el testimonio del horror que supuso la Guerra Civil española, así como la premonición de lo que iba a suceder en la Segunda Guerra Mundial. La sobriedad cromática, la intensidad de todos y cada uno de los motivos, y la articulación de esos mismos motivos, determinan el extremado carácter trágico de la escena, que se iba a convertir en el emblema de los desgarradores conflictos de la sociedad de nuestros días.
Guernica ha suscitado numerosas y polémicas interpretaciones, circunstancia a la que contribuye indudablemente la voluntaria eliminación del lienzo de cualquier tonalidad ajena a la grisalla. Al analizar su iconografía, uno de los estudiosos de la obra, Anthony Blunt, divide a los actores de esta composición piramidal en dos grupos, el primero de los cuales está integrado por tres animales: el toro, el caballo herido y el pájaro alado que se aprecia tenuemente al fondo, a la izquierda. Los seres humanos componen un segundo grupo, en el que figuran un soldado muerto y varias mujeres: la situada en la zona superior derecha, que se asoma por una ventana y sostiene hacia fuera una lámpara; la madre que, a la izquierda del lienzo, grita llevando al hijo muerto; la que entra precipitadamente por la derecha; y finalmente, la que clama al cielo, con los brazos alzados, ante una casa en llamas.
En este mismo contexto, tampoco hay que olvidar que dos años antes, en 1935, Picasso había grabado al aguafuerte la Minotauromaquia, obra sintética que condensa en una sola imagen todos los símbolos del ciclo dedicado a este animal mitológico y que es, a la vez, el antecedente más directo de Guernica.
Los acontecimientos de la vida privada de Picasso, junto a los sucesos políticos que atribularon al continente europeo en el período de entreguerras, se fusionan en los motivos creados por el pintor en estos momentos, para dar lugar tanto al propio Guernica como a sus bocetos y post scriptum, considerados como unas de las obras de arte más representativas del siglo XX”

 

BECQUER: UN MUNDO DE LUCES Y SOMBRAS 

Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida, ​ más conocido como Gustavo Adolfo Bécquer, fue un poeta y narrador español perteneciente al movimiento del Romanticismo.

Adentrarse en la vida y obra de Bécquer supone iniciar un viaje por un mundo de luces y sombras, donde al final lo que queda es la sensación de haber presenciado la historia de un hombre, que como tal, está sujeto a múltiples contradicciones. De hecho, es precisamente esta característica la que nos permite leer sus poemas y hacerlos nuestros, o conocer los detalles de su azarosa vida, y experimentar los mismos miedos y alegrías que asaltaron al poeta.

Todo su mundo estará regido por un sinfín de oposiciones. Desde su postura política conservadora salpicada de ideas progresistas y filantrópicas, hasta la alternancia de períodos de máxima actividad y sabia pereza, pasando por un gusto musical que fluctúa entre la ópera y las seguidillas flamencas. De todo esto serán fieles testigos no sólo sus rimas y leyendas, sino también sus creaciones periodísticas o proyectos como la Historia de los templos de España. Todos sus escritos dan muestra de un universo personal dividido entre el sueño y la razón, la mujer ideal y la mujer carnal, la idea y la palabra, la aristocracia y el pueblo, el sentimiento y la inteligencia...

Sin embargo, Gustavo Adolfo, que nació en Sevilla un 17 de febrero de 1836 y falleció en Madrid el 22 de diciembre de 1870, no adopta estas dicotomías de forma artificial, como muchos otros poetas del momento. Sus dudas serán siempre auténticas y a través de la palabra tratará de lograr, a veces sin éxito, la síntesis de todos esos contrarios.

Como muchos, cobró reconocimiento luego de su muerte cuando vieron la luz muchas de sus obras. Un claro ejemplo fue su libro "Rimas", que se perdió en 1868 y gracias a su memoria y las publicaciones donde algunas ya habían aparecido, pudo reconstruir su obra más famosa, que terminó lanzándose junto a sus "Leyendas" en 1871, a un año de su desaparición física, como gesto de sus amigos para ayudar a su familia. De “Rimas” presentamos la que estrofa LIII, que a nuestro juicio es la más universal:

Volverán las oscuras golondrinasen tu balcón sus nidos a colgar,

y otra vez con el ala a sus cristales jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban tu hermosura y mi dicha a contemplar, aquellas que aprendieron nuestros nombres... ésas... ¡no volverán! 

Volverán las tupidas madreselvas de tu jardín las tapias a escalar,

y otra vez a la tarde aún más hermosas sus flores se abrirán. 

Pero aquellas cuajadas de rocío cuyas gotas mirábamos temblar

y caer como lágrimas del día... ésas... ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos las palabras ardientes a sonar;

tu corazón de su profundo sueño tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas, como se adora a Dios ante su altar,

como yo te he querido..., desengáñate, nadie así te amará.

 

¡ABRACADABRA!

Esta palabra cabalística apareció hacia el siglo II de nuestra era, inscrita en amuletos, y se creía que poseía ciertas cualidades mágicas. El nombre se tomó de la palabra griega abraxas, que designaba un amuleto en el cual el término latino abracadabra aparecía once veces, cada vez con una letra menos hasta terminar con una a.

El uso de estos amuletos era común en la secta dualista de los gnósticos —creían en un dios y un demonio igualmente poderosos—, que pensaban que la salvación podía ser obtenida mediante el conocimiento esotérico, al que llamaban gnosis. Esta secta fue fundada en el siglo II por Basílides, un profesor de la Universidad de Alejandría, quien postulaba la existencia de Abraxas, un ser que él vinculaba al culto al Sol. A las siete letras griegas de abraxas se les atribuían números, cuya suma arrojaba un total de 365, la cantidad de días que la Tierra tarda en recorrer su órbita.

Esta etimología de abracadabra es la que suscribe la Real Academia Española en su Diccionario. Sin embargo, no debe desdeñarse la opinión de etimólogos ingleses que señalan que el vocablo latino se puede haber originado en la expresión aramea abhadda kedabrah, que significa 'desintégrate (un mal o una enfermedad) como esta palabra'.

CUARESMA

La práctica de la Cuaresma data del siglo IV, cuando se da la tendencia para constituirla en tiempo de penitencia y de renovación para toda la Iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia de ingesta de carne. Conservada con bastante vigor —al menos en un principio— en las iglesias de Oriente, la práctica penitencial de la Cuaresma se aligeró en Occidente, aunque debe observarse un espíritu penitencial, de conversión y de oración.

La cuaresta, en latín quadragesima, es el tiempo litúrgico del calendario cristiano destinado a la preparación espiritual de la fuesta de la Pascua. Se trata de un tiempo de purificación e iluminación, celebrado en las iglesias católica, copta, ortodoxa.

MIÉRCOLES DE CENIZA

En el rito latino, la Cuaresma comienza el Miércoles de Ceniza y termina justo antes de la Misa de la Cena del Señor en la tarde del Jueves Santo. La duración de cuarenta días proviene de varias referencias bíblicas y simboliza la prueba por la que pasó Jesús al permanecer durante 40 días en el desierto de Judea, previos a su misión pública. También simbolizan los 40 días que duró el diluvio universal, además de los 40 años de la marcha del pueblo israelita por el desierto y los 400 años que duró la esclavitud de los judíos en Egipto.

A lo largo del tiempo de Cuaresma, los cristianos son llamados a reforzar su fe mediante diversos actos de penitencia y reflexión. La Cuaresma tiene cinco domingos más el Domingo de Ramos (seis en total), en cuyas lecturas los temas de la conversión, el pecado, la penitencia y el perdón son dominantes. No es un tiempo triste, sino más bien meditativo y recogido. Es, por excelencia, el tiempo de conversión y penitencia del año litúrgico. Por eso, en la misa católica no se canta el Gloria al final del acto penitencial (excepto el jueves santo, en la misa de la cena del Señor), ni el Aleluya antes del evangelio.

El color litúrgico asociado a este período es el morado, asociado al duelo, la penitencia y el sacrificio, a excepción del cuarto domingo que se usa el rosa y el Domingo de Ramos en el que se usa el rojo referido a la Pasión de Cristo.

LAS NOTAS MUSICALES

Muy diferente de la nomenclatura usada en español y en las lenguas romances, en inglés las notas musicales corresponden a las primeras letras del alfabeto, ordenadas así: c, d, e, f, g, a, b;  La actual nomenclatura ‐do, re, mi, fa, sol, la, si– se originó en el siglo XV, cuando el monje italiano Guido d’Arezzo describió un sistema de enseñanza de solfeo en el que denominaba a cada uno de los grados de la escala por un procedimiento mnemotécnico.

D’Arezzo tomó la primera sílaba de cada uno de los versos de la obra Hymnus in Ioannem (ut, re, mi, fa, sol y la), que había sido compuesta tres siglos antes por el músico Paulus Diaconus en homenaje a san Juan Bautista, en la cual cada verso comienza con una nota superior a la del anterior. 
Ut queant laxis
resonare fibris
mira gestorum
famuli tuorum,
solve polluti
labii reatum,
Sancte Ioannes.
(San Juan, para que tus siervos puedan exaltar a plena voz las maravillas de tus hechos, perdona sus labios impuros).
En el siglo XV, el musicólogo y matemático salmantino Bartolomé Ramos de Pareja incorporó la nota si, denominada de esta manera al unir las iniciales del último verso (Sancte Ioannes).
Finalmente, dos siglos más tarde, el músico italiano Giovanni Bononcini propuso sustituir el nombre de la nota ut por do, más sonoro y fácil de pronunciar para los hablantes neolatinos.

SUEÑO DURANTE EL SUEÑO

En castellano hay dos palabras homónimas, aunque sus significados no son muy distantes: sueño para designar el 'acto de dormir' y sueño como 'representación de sucesos e imágenes en la mente de quien duerme'. 

La primera proviene del latín somnus, y la segunda, del latín somnium. Esto no ocurre en las demás lenguas romances: en portugués y en gallego se distingue sono y sonho (en gallego, soño); en catalán son somni; en francés, el acto de dormir es llamado sommeily el de soñar, rêve; en italiano, ambas ideas se expresan como sonno y sogno. Sin embargo, Corominas observa que es frecuente, al menos en catalán, que haya transgresiones a la diferencia entre ambos vocablos. 
El intento más conocido de sortear las confusiones causadas por esta homonimia se observa en la traducción al español de las obras de Sigmund Freud, en la que el traductor Luis López-Ballesteros de Torres usó sueño para referirse al acto de dormir y ensueño, para mencionar el acto de soñar, tan relevante en el universo freudiano. 
Las dos palabras latinas que dieron origen a ambas formas de sueño provienen de la antiquísima voz indoeuropea swep-no, que cambiando el sufijo -no por -os, como swep-os, dio lugar al latín sopor ‘adormecimiento’, que llegó intacto a nuestra lengua con el mismo significad

LOS NOMBRES DE LA "BESTIA" 

De acuerdo a diversas creencias y religiones el espíritu o ser sobrenatural encarna y representa el mal se le tipifica como un demonio. Muchos de los demonios conocidos son ángeles que fueron desterrados de la presencia de Dios por su rebeldía, de ahí que también se denominen ángeles caídos; según el catecismo, tres son los enemigos del alma: el mundo, el demonio y la carne.

Los nombres más comunes o conocidos con que se nombra al principal demonio en la Biblia son: Lucifer, Satanás, Belial, Samael, «antigua serpiente», «gran dragón», «Jaldabaoth», «el dios negro», «el dios de este siglo» y «el padre de la mentira». En algunos países de América Latina también se le conoce como Diale, Diantre y Diache.

Es quien crea y dirige a la Bestia (estructura de poder imperial). El número del diablo, considerado la Marca de la Bestia, es el seiscientos sesenta y seis (666).

Sin embargo en otras culturas y creencias religiosas, también tienen ciertos conceptos de un ser maligno o de varios seres malignos, a diferencia del cristianismo, el judaísmo y el islam de que el Diablo es conocido como un ángel caído o un demonio, en otras culturas era conocido como dioses del mal y expulsados del cielo.

DIABLO

En el siglo III, con la redacción de la Biblia de los Setenta, los traductores griegos del Antiguo Testamento, sustituyeron el hebreo Satán por el griego Diábolos, que significa “acusador” o “calumniador”, sustantivo que proviene del verbo diaballein (calumniar, difamar) y este a su vez de las raíces día (‘a través’) y ballein (‘arrojar’). ​

Otras versiones plantean que las palabras «diablo», devildjofulldivell, con todas sus variantes, no tienen por qué haber derivado de diábolos, aunque el uso de esta variante podría deberse a un juego de palabras similar al que convirtió al dios cananeo Baal Zebûl (literalmente el señor príncipe’) en Baal Zabub (el señor de las moscas), el actual demonio Belcebú. 

Esta versión plantea que la palabra «diablo» derivaría del idioma protoindoeuropeo “deiwos”, adjetivo que significa celestial o resplandeciente, una derivación preindoeuropea de la raíz “diw” (resplandecer), relativa sobre todo al cielo diurno. Otra posibilidad más remota es la raíz “diiv” (jugar). 

LUCIFER

Lucifer (del latín lux "luz" y fero "llevar": "portador de luz") según el Diccionario de la lengua española lo define como forma poética de llamar a un Lucero, haciendo referencia a la imagen que se obtiene del planeta Venus al amanecer, dicho término surgió en la Antigua Grecia debido a la ausencia de mecanismos para distinguir planetas y estrellas a simple vista.

 

Este concepto se mantuvo en la astrología de la antigua Roma en la noción de la stella matutina (el lucero del alba) contrapuesto a la stella vespertina o el véspere (el lucero de la tarde) o “véspero”.En la tradición cristiana, Lucifer como sinónimo de lucero (Isaías. 14:12) representa al ángel caído, ejemplo de belleza y sabiduría a quien la soberbia condujo a los infiernos, transformándose en Satanás.

 

SATANÁS

 

Satanás en hebreo significa "adversario"; en árabe "mal camino" es una figura que aparece en los textos de las religiones abrahámicas que trae el mal y la tentación, y es conocido como el embaucador que conduce a la humanidad por el mal camino. En la Biblia hebrea y el Nuevo Testamento, Satanás es principalmente un acusador y adversario, una entidad decididamente malévola.

 

BELCEBÚ

 

Belcebú en sus formas alegóricas toma a veces una apariencia colosal; de rostro hinchado, coronado con una cinta de fuego, cornudo negro y amenazante, peludo y con alas de murciélago. En la literatura cristiana se empleó para designar al Príncipe de los demonios, de acuerdo a la antigua costumbre hebrea de representar deidades ajenas en forma maligna.

 

El escritor inglés y premio Nobel de literatura en 1983, William Golding, escribió una novela alegórica de la condición del hombre. La novela se titula El señor de las moscas (epíteto de Belcebú). En la novela se le representa mediante la cabeza de un jabalí clavada en una pica en un claro de un bosque y cortejada por miles de moscas que revolotean a su alrededor mientras se va pudriendo.

 

 

Normas sobre la escritura de los prefijos EX ANTI POS

Los prefijos son elementos afijos, carentes de autonomía, que se anteponen a una palabra que aportan diversos valores semánticos. Se resumen a continuación las normas que deben seguirse para la correcta escritura de los prefijos en español: a) Se escriben siempre soldados a la base a la que afectan cuando esta es univerbal, es decir, cuando está constituida por una sola palabra: antiadherente, antirrobo, antitabaco, cuasiautomático, exalumno, exjefe, exministro, exnovio, expresidente, posmoderno, posventa, precontrato, prepago, proamnistía, probritánico, provida, superaburrido, superbién, supermodelo, vicealcalde, vicesecretario, etc.

 

Por lo tanto, ahora es incorrecto escribir: anti-mafia, anti mafia, anti-cancerígeno o anti cancerígeno. Si se forma una palabra anteponiendo a la base varios prefijos, estos deben escribirse igualmente soldados, sin guion intermedio: antiposmodernista, requetesuperguapo.

 

Se unen con guion a la palabra base cuando esta comienza por mayúscula, de ahí que se emplee este signo de enlace cuando el prefijo se antepone a una sigla o a un nombre propio univerbal: anti-ALCA, mini-USB, posGorbachov, pro-Obama. El guion sirve en estos casos para evitar la anomalía que supone, en nuestro sistema ortográfico, que aparezca una minúscula seguida de una mayúscula en posición interior de palabra.

 

También es necesario emplear el guion cuando la base es un número, con el fin de separar la secuencia de letras de la de cifras: sub-21, super-8

 

Se escriben necesariamente separados de la base a la que afectan cuando esta es pluriverbal, es decir, cuando está constituida por varias palabras. Hay determinados prefijos, como ex-, anti- o pro-, que son especialmente proclives, por su significado, a unirse a bases de este tipo, ya se trate de locuciones o de grupos sintácticos, característica por la cual la gramática ha acuñado para ellos la denominación de prefijos separables: ex relaciones públicas, anti pena de muerte, pro derechos humanos. Esta misma circunstancia puede darse también con otros prefijos: pre Segunda Guerra Mundial, super en forma, vice primer ministro.

 

Fuente: Real Academia de la Lengua Española

 

 

 

EL 4 DE MARZO HAY QUE SUFRAGAR

 

Sufragio y sufragar son sinónimos de voto y votar, y llegaron al castellano procedentes del verbo latino suffragare. En las ciudades griegas organizadas de acuerdo con el sistema democrático de Atenas, los ciudadanos tenían derecho al sufragio, pero es preciso tener en cuenta que en esa democracia solo el diez por ciento de la población eran ciudadanos, y el resto estaba formado por esclavos o extranjeros sin derechos cívicos (metecos). En Roma los plebeyos tenían el derecho de votar para elegir tribunos que los defendieran de los abusos. A pesar de contar con una historia tan antigua, el sufragio no se impuso hasta el siglo XVIII, cuando prevalecieron las ideas de la Revolución Francesa. 
En algunas sociedades de la Antigüedad, el voto era emitido con pedazos de vasijas rotas, aunque esto supusiera el riesgo de que alguno de esos pedazos se quebrara, duplicando el sufragio. Eso explica que suffragare se formara mediante el prefijo sub- (que antepuesto a una f se convierte en suf-) y la raíz prehistórica bhreg-, que también llegó a nosotros en palabras como fragmento, frágil o brecha. 
No obstante, algunos etimólogos creen que la participación de la raíz bhreg- ‘romper’, ‘quebrar’ en la formación de suffragare se debe a una antigua costumbre de los guerreros de expresar su voluntad, su sufragio, golpeando las lanzas unas contra otras como si fueran a romperlas. 

 

Hablando de sufragio, hay que recordar que sufragar este 4 de marzo no solo es un derecho, sino también un deber de todo ciudadano responsable. Hoy contamos con muchos rostros nuevos y candidatos independientes a quienes hay que darles el beneficio de la duda y dejar que lleguen al Primer Órgano del Estado, pero estar pendientes de que cumplan con sus promesas.

 

ORIGEN DE LA COCA COLA

 

En 1886, John Stith Pemberton, un farmacéutico de la ciudad estadounidense de Atlanta puso a la venta un tónico cerebral que él mismo había preparado usando como ingredientes básicos dos productos vegetales: hojas de coca y nuez de cola. 

 

El primero de estos componentes había adquirido cierta notoriedad por aquella época debido a un subproducto, el clorhidrato de cocaína, al que era aficionado un famoso personaje de ficción, el detective Sherlock Holmes, y también, en la vida real, un joven investigador de los síntomas de la histeria, el doctor Sigmund Freud. La nuez de cola es conocida por quienes practican terapia a base de vegetales, a causa de su propiedad estimulante por su alto contenido de cafeína. 
El contable de la farmacia de Pemberton diseñó el logotipo del nuevo jarabe con el nombre Coca-Cola, basado en estos dos ingredientes: la hoja de coca y la nuez de cola. El propio farmacéutico puso un aviso en un diario local en el que decía: "¡Coca-Cola, deliciosa, refrescante, fantástica! ¡El nuevo refresco gaseoso que contiene las propiedades de la planta maravillosa, la coca, y la famosa nuez, la cola!". 
En las primeras décadas del siglo pasado, la cocaína fue retirada de la fórmula y sustituida por otros productos. En 1891, el farmacéutico Asa G. Candler adquirió y registró la marca y, en 1897, empezó a exportar la bebida. Los derechos de embotellado de esta gaseosa están vigentes desde 1899: los concesionarios de cada país pueden fabricar y vender el producto, pero el preparado básico lo suministra directamente la Coca-Cola. 

 

 

DIOSES DEL AMOR

Desde tiempos remotos el hombre ha inventado seres divinos a los que puso poderes sobrenaturales. Algunos estaban asociados a la naturaleza, como la Luna y el Sol, otros fueron concebidos en forma de persona y algunos como bestias. En esta historia de dioses, pocos han sido tan numerosos como los del amor. De hecho, son los “dioses” más populares, sencillamente porque cada cultura rinde tributo a este noble sentimiento y a lo largo de la historia ha creado su propio dios para festejar el amor.

EROS

Los primeros y quizá los más conocidos en festejar a una deidad amorosa fueron los griegos, quienes dentro de su mitología veneraron a Eros como su dios responsable de la atracción sexual, el amor, el sexo y de la fertilidad. En algunos mitos Eros se menciona como el hijo de Afrodita y Ares, pero según el banquete de Platón fue concebido por Poros (la abundancia) y Penia (la pobreza) en el cumpleaños de Afrodita.

AFRODITA

Siempre según la mitología griega, Afrodita es la diosa del amor, la belleza, el deseo y la reproducción. En el templo dedicado a ella, ubicado en la cima del Acrocorinto, era común que los hombres tuvieran relaciones sexuales con las sacerdotisas como forma de veneración a la diosa.

ANGUS

Fuera de los griegos, los irlandeses tienen como dios del amor a Angus, conocido también por Aengus Og (Aengus el joven) o por el sobrenombre Mac Oc (joven hijo). Se le considera también el dios de la juventud, belleza y la poesía. A menudo se le compara con Eros y Apolo.

ISHTAR

Yendo mucho más atrás, inclusive de los griegos, los babilónicos tienen a Ishtar como su diosa del amor y la guerra, de la vida, de la fertilidad. Se le asociaba principalmente con la sexualidad, su culto implicaba la prostitución sagrada. En Sumeria era conocida como Inanna y posteriormente en Babilonia como Reina del Cielo y Señora de la Tierra.

MILDA

Dentro de la mitología lituana está Milda, a quien también solían llamar Alexota. Se le hacía culto principalmente en los alrededores de Kovno y venía a ser como la Venus Citerea de los griegos y romanos, en las orillas del río Nieven, puesto que era considerada como la diosa del amor y matrimonio. Se le consagraba particularmente el mes de abril.

KAMADEVA

El dios que representaba el amor, el sexo y la lujuria en la cultura hindú se llamaba Kamadeva. Su nombre “Kama” significa deseo sexual o lujuria, mientras que deva significa dios. Se dice que el conocido libro KamaSutra fue inspirado por este dios hindú. Se le representa como un hombre alado, joven y hermoso. Tiene un arco de caña de azúcar y sus flechas están decoradas con cinco tipos de flores fragantes.

HATHOR

En este recorrido por los principales dioses del amor no podía faltar el de la mitología egipcia, llamada Hathor, una divinidad cósmica, diosa nutricia, diosa del amor, la alegría, la danza y las artes musicales. Su nombre significa el templo de Horus o la morada de Horus, para identificarla como madre del mismo y, a veces, su esposa.

XOCHIQUÉTZAL

La mitología azteca también tuvo su propia divinidad amorosa: Xochiquétzal, diosa de la belleza, las flores, el amor, el placer amoroso y las artes. Es una de las dos diosas relacionada con la fertilidad de la naturaleza y la belleza, quizás por ello se le representa como madre de Centéotl o Cintéotl, ‘flor preciosa’.

CUPIDO

Por último tenemos quizá los dioses del amor más populares y todavía vigentes de alguna manera: Cupido, que dentro de la mitología romana era el dios del deseo amoroso, en la poesía latina también es llamado Amor. Según la versión más popular, es hijo de Venus, la diosa del amor, la belleza y la fertilidad y de Marte, el dios de la guerra. Se le representa como un niño con alas, con los ojos vendados y armado de arco y flecha.

SAN VALENTÍN

Por otro lado tenemos a San Valentín, el santo cristiano del amor y la amistad. La verdadera identidad de este santo ha sido discutida y cuestionada; hubo tres Valentines romanos declarados por la iglesia. La historia más adecuada de los tres: un sacerdote que se negaba a aceptar la prohibición del emperador a casar soldados.

 

CHOVINISMO

 

Hay dos actitudes que definen a los países de Mesoamérica: somos chovinistas o nos inclinamos por el malinchismo. El primero es el que practican muchos mejicanos, para quienes como México no hay dos, y gracias a Dios solo uno es. Del segundo hablaremos en esta entrega.

 

El chovinista apoya incondicionalmente lo nacional, aun en detrimento de adquirir bienes o servicios de mejor calidad llegados del extranjero.

 

Esta palabra proviene de Nicolás Chauvin, un oficial del ejército de Napoleón Bonaparte que llegó a una adhesión extrema hacia su emperador.

 

Chovinismo y chauvinismo, ambas formas aceptadas por las Academias de la Lengua Española, tiene el significado de exaltación desmesurada de lo nacional frente a lo extranjero.

 

Hacia fines del siglo XIX, su significado se había extendido a 'patriotismo fanático', el que lleva a extremos peligrosos de nacionalismo. 

 

Hacia la segunda mitad del siglo pasado, surgió, inicialmente en inglés la expresión chovinismo masculino para referirse al machismo, que no tardó en llegar al español como chovinismo machista

 

Finalmente, como un epitafio chovinista y claro mensaje a los falsos patriotas que han hecho de nuestras instituciones de gobierno su guarida perpetua, les dejamos el siguiente pensamiento: “No se debe premiar a quien sirve a la patria, sino castigar a quien se sirve de ella”.

LOS MAPAS MENTALES

Los mapas mentales son una poderosa técnica gráfica que nos ofrece una llave maestra para acceder al potencial del cerebro, aplicables a todos los aspectos de la vida, pues mejoran el aprendizaje y dan claridad en el trabajo.

Poseen ciertas características que los convierten en efectivos al momento de pretender ver los resultados:

Se utilizan ambos hemisferios del cerebro (el izquierdo suministra material de información y el derecho se utiliza para la representación gráfica del mapa mental a diseñar). Esta combinación permitirá la organización y estructuración del pensamiento con una mejor sintonía, ya que une la información con aquello que se imagina.

¿Qué ventajas tiene?

Los mapas mentales traen en si un conjunto de beneficios entre los cuales se destacan: La creatividad. Recordar aspectos señalados en el mapa con mayor facilidad. Se pueden aplicar en todas las áreas vivenciales y del saber, para la resolución de situaciones, y aspectos de gerencia de la vida.

Los mapas mentales tienen muchas ventajas como:

La idea que se pretende desarrollarse puede visualizar de forma clara y precisa. La idea principal es la central, las secundarias rodean la principal. 
Permite recordar con más efectividad el cúmulo de ideas sin mezclar las principales con las secundarias. 
Cada mapa mental es diferente en esencia a otro, por cuanto en ellos se expresan ideas particulares con visiones diferentes. 
Es importante dejar siempre espacios abiertos dentro del mapa a fin de concatenar nuevas ideas que se le ocurran. Se debe conservar el criterio de mantener en marcha los procesos asociativos del pensamiento mediante la consideración de las lluvias de ideas, las cuales conforman el conjunto de ideas secundarias, sobre una idea principal que trabaja constantemente en el pensamiento. 

¿Cómo se elaboran?

Se comienza en el centro de una página con la idea principal, y trabaja hacia afuera en todas direcciones, produciendo una estructura creciente y organizada compuesta de palabras e imágenes claves. Los conceptos fundamentales son: Organización, palabras clave, asociación, agrupamiento, memoria visual.

Todo mapa mental necesita un único centro. Una vez dibujado rara vez requiere ser rediseñado. Los mapas mentales ayudan a organizar la información.

Técnica para la elaboración de los mapas mentales

1. Utilice un mínimo de palabras posibles. De preferencia “palabras clave” o mejor aún imágenes. 
2. Inicie siempre en el centro de la hoja colocando la idea central que se deberá siempre desarrollar hacia fuera de manera irradiante. 
3. La idea central debe estar representada con una imagen clara y poderosa que sintetice el tema general del mapa mental. 
4. Ubique por medio de la lluvia de ideas (brainstorming) los conceptos relacionadas con la idea central. 
5. Por medio de ramas enlace la idea o tema central con ideas relacionadas o subtemas. 
6. Guíese por el sentido de las manecillas del reloj para jerarquizar las ideas o subtemas. 
7. Utilice el espaciamiento para acomodar de manera equilibrada las ideas o subtemas. 
8. Subraye las palabras clave o enciérrelas en un circulo colorido para reforzar la estructura del mapa. 
9. Utilice letra de molde. 
10. Utilice el color para diferenciar los temas, sus asociaciones o para resaltar algún contenido. 
11. Piense de manera tridimensional. 
12. Utilice flechas, iconos o cualquier elemento visual que le permita diferenciar y hacer más clara la relación entre ideas. 
13. Si se le agotan las ideas en un subtema pase a otro inmediatamente. 
14. Plasme sus ideas tal cual llegan, no las juzgue ni trate de modificarlas. 
15. No se limite, si se le acaba la hoja pegue una nueva. Su mente no se guía por el tamaño del papel. 
16. Utiliza al máximo tu creatividad. 

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD HISTRIÓNICA

Los trastornos de la personalidad son un conjunto de perturbaciones o anormalidades que se dan en las dimensiones emocionales, afectivas, motivacionales y de relación social de los individuos, sin que, en la mayoría de trastornos, afecte significativamente el desempeño laboral.

Los trastornos de la personalidad incluyen los siguientes tipos: paranoide, esquizoide, narcisista, antisocial, dependiente, 

obsesivo-compulsivo y el histriónico, del cual nos referiremos en esta oportunidad.

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD HISTRIÓNICA

Las personas buscan de un modo notable llamar la atención y se comportan teatralmente. Sus maneras vivamente expresivas tienen como resultado el establecer relaciones con facilidad pero de un modo superficial. Las emociones a menudo aparecen exageradas, infantilizadas e ideadas para provocar la simpatía. La persona con personalidad histriónica es proclive a los comportamientos sexualmente provocativos. Pueden no querer en realidad una relación sexual; más bien, sus comportamientos seductores a menudo encubren su deseo de dependencia y de protección.

Los síntomas abarcan:

Actuar seductoramente.

Estar preocupados por la apariencia física.

 Ser exageradamente dramáticos y emocionales.

 Ser demasiado sensibles ante las críticas.

 Culpar a otras personas de los fracasos.

Buscar constantemente confianza o aprobación.

Tener baja tolerancia ante la frustración.

Necesidad de ser el centro de la atención.

Estados emocionales rápidamente cambiantes

LUDOPATÍA VIRTUAL

La Organización Mundial de la Salud (OMS), decidió incluir por primera vez en la Clasificación Internacional de Enfermedades la "adicción" a los videojuegos como enfermedad mental. Esta decisión se da luego de varios años de discusión entre especialistas que aseguraban sobre la posibilidad de que los juegos virtuales generaran trastornos patológicos y adicción.

Según la OMS, este trastorno se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego «continuo o recurrente» y, aunque todavía no hay una clara definición, la Organización ha vinculado este nuevo trastorno a tres condiciones negativas:

1. No controlar la conducta de juego en cuanto al inicio, frecuencia, intensidad, duración, finalización y contexto en que se juega.

2. Al aumento de la prioridad que se otorga a los juegos frente a otros intereses vitales y actividades diarias.

3. Mantenerse la conducta «a pesar de la ocurrencia de consecuencias negativas».

Los videojuegos generan adicción que puede traer problemas a la persona.

«Los profesionales de la salud deben reconocer que los trastornos del juego pueden tener consecuencias graves para la salud», indicó a New Scientist, Vladimir Poznyak, responsable del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS.

Un punto importante que detalla la OMS es que la mayoría de las personas que juegan videojuegos no sufre ningún trastorno, así como la mayoría de las personas que beben alcohol tampoco. Pero existen diversas circunstancias en que el uso excesivo puede generar efectos adversos.

Esto no quiere decir que todos los jugadores padecen el trastorno.

«Hay que distinguir lo que son adicciones y lo que es uso problemático, por ejemplo, si te causas daño a ti o a terceros con esa conducta», indicó a New Scientist la especialista Helena Matute, en referencia a esta nueva clasificación de los juegos digitales.

Recordemos que la OMS comenzó a considerar este trastorno hace ya una década, y tras años de trabajo con profesionales de salud mental, se decidió reconocer el desorden oficialmente, algo que no ha pasado con los problemas relacionados con la tecnología, como la adicción a los celulares o a Internet.

EL ORIGEN DE LOS NOMBRES DE LOS MESES

Enero: quizá sea el más lejano en nuestra lengua, pero el primer mes debe su nombre al dios romano Jano (Ianus), del que nace el adjetivo Ianuarius. Jano era el dios de las puertas (ianua en latín significa “puerta”) y de los cambios, por eso abre y cierra el año, se le representa con dos caras, una mirando al pasado y otra al futuro. En castellano hemos perdido, en la evolución, la relación con esta divinidad: Ianuarius > enero pues desapareció la I inicial, pero se conserva en inglés january o en francés janvier. Hasta en valenciano o catalán se mantiene bajo la forma gener

Febrero: hace referencia a la fiebre. En Fastos del poeta latino Ovidio se lee, en II, 20 que los padres romanos llamaron februaa los instrumentos de purificación. En latín la fiebre se designa con la palabra febris, en la que se aprecia la raíz *febr-, que da origen al nombre del segundo mes. Era, precisamente, éste un momento de purificación con algunos rituales para tal fin. Además, la fiebre siempre ha tenido un valor purificador, sobre todo para curar los resfriados.

Marzo: Marzo es el mes consagrado al dios de la guerra, a Marte. En latín se le conoce como MarsMartis, y su adjetivo correspondiente es Martialis o Martius, en nuestra lengua, marcial. Lo conservamos, por ejemplo, en las artes marciales o las marchas marciales. Por tanto Marzo es el mes de Marte y es así porque la campaña militar se iniciaba en este mes, con la llegada del buen tiempo de primavera tras la parada invernal.

Abril: Es un mes de etimología dudosa. En latín se llama a este mes aprilis y hay quienes lo hacen derivar del verbo aprire (“abrir”) porque en estas fechas las flores abren con la llegada de la primavera. Estudiosos posteriores lo relacionan con el término etrusco apru- que quieren relacionarlo con el nombre de la diosa Afrodita (Afro – apru). Es verdad que era un mes consagrado a Venus, la Afrodita romana.

Mayo: No es nuestro quinto mes más fácil de nominar que el cuarto. La tradición más extendida lo asocia con la diosa Maya (en realidad es una Pléyade), de donde maius, el nombre latino del mes. Maya pasa por ser la madre de Mercurio. Se relaciona el vocablo maius con la misma raíz de maiestas (“majestad”), maiores (“mayores, antepasados”) y magnus (“magno, grande”). Pero no sabemos la relación que guarda esta divinidad con la época del año.

Junio: Este mes estaba consagrado a la diosa Juno, Iuno en la lengua de Ovidio. Hay quienes lo hacen relacionar con iuniores(“los jóvenes”) por oposición con los del mes pasado, maiores. También el poeta antes mencionado tiene dudas sobre si proviene el nombre del mes del verbo iungere (“unir”). Al fin y al cabo, Juno era la diosa de los matrimonios, la unión por excelencia.

Julio: Toma su nombre de Julio César, pues nació en este mes y antes del cambio se llamaba Quintilis, pues era el quinto mes en el antiguo calendario romano cuando el año comenzaba en marzo.

Agosto: Si Julio es así por César, Agosto lo es por Octaviano Augusto, su heredero y conocido como el primer emperador de Roma, el Princeps. Quiso el azar que Augusto naciera en el mes Sextilis, el sexto; pero fue el Senado, quien a su muerte, lo honró cambiando el nombre del mes de su natalicio por el suyo propio.

Septiembre: ¿Por qué septiembre, que remonta a séptimo, es nuestro noveno mes? Pues como ya se ha dicho porque antes el año comenzaba en Marzo y por eso toda la serie desde septiembre a diciembre tienen el nombre “desviado” dos unidades respecto al calendario moderno.

Octubre: era el octavo, de donde toma su nombre.

Noviembre: el primitivo noveno mes.

Diciembre: Cerraba el año el décimo mes pero al añadir enero y febrero al principio, pues ya sabemos, todos se movieron dos posiciones.

2018: EL AÑO DEL PERRO

Animal de lealtad profunda, el perro aparece para recordar que no todo ha sido color de rosa. En el horóscopo chino representa la defensa de los derechos, de las minorías, de los más desfavorecidos. Político, el perro no es un conformista. Es el que grita, debate y sale corriendo por la puerta de atrás. Lanza la piedra. Es el que está generando nuevas visiones, crea manifiestos y se alza con un estandarte en favor de las causas difíciles.

Pero, a pesar de su locura revolucionaria y su activismo por el cambio climático, el perro seguirá siendo un animal del status quo. Está domesticado y obedece. Juguetón y alegre, no se queda en las nimiedades de los rencores.

Es simple, llano y franco. Defiende las causas perdidas, levanta manifestaciones y tiene siempre como norte repartir lo acumulado. Es casi un revolucionario. Y el próximo 2018 será el año del perro de acuerdo a la cosmología china. Cada año del perro la sociedad avanza en las agendas sociales, se pone manos a la obra y se viste de obrero para defender los derechos de los más desfavorecidos.

Cambios y apuestas arriesgadas, contradicciones y movimientos sociales, pero finalmente quedan las mismas instituciones. Y pequeños cambios. No todo se derrumba, no todo cambia. Es un año del sentido común, de las amistades, de la generosidad. Es un año de construir y de revivir los ideales. Un año de especular con las utopías, volverlas a poner en remojo y sacarlas bien ventiladas al sol. Los sueños personales están a flor de piel. Soñar con un mundo más justo. El perro permite lo imposible dentro de lo posible. Avanzar será cosa de no desistir y, sobre todo, de no esconderse. El año, además del revolcón en lo político, propicia algunas condenas profundas, que generan ejemplo, que le abren paso a un nuevo sentido de justicia. Habrá ganancias ocasionales para algunos. Los negocios empiezan a moverse, terreno abonado para las buenas inversiones. Circulación y nuevos emprendimientos que harán que la gente se sienta activa, llena de nuevos oficios. La espada de la justicia es protagonista y no es momento de impunidad. El perro atrapa a los injustos y premia a los correctos. Hay que estar pendiente para ver si el perro hace de las suyas en los próximos meses.

 ORIGEN DE LA PALABRA NAVIDAD

La palabra navidad viene del latín nativitas y significa "nacimiento", pues se celebra el nacimiento de Jesús. La palabra latina nativitas viene del verbo nasci (natus [nacido] => nativitas [cualidad de nacer].

La Navidad es una de las fiestas del calendario más importantes. A diferencia de otros días festivos y de otras fiestas, ahora todos sabemos cuándo se celebra: el 25 de diciembre y qué celebramos: el nacimiento de Jesús.

La navidad se celebra el 25 de Diciembre, pero eso no quiere decir que Jesús nació ese día. La Navidad no era observada en los primeros siglos de la iglesia cristiana, ya que la usanza general era celebrar las muertes de las personas notables, en lugar de su nacimiento. Una fiesta fue establecida en memoria de este evento [el nacimiento de Cristo] en el siglo IV. En el siglo V, la iglesia occidental ordenó que la fiesta fuera celebrada en el día de los ritos del nacimiento del sol, y al cierre de la Saturnalia, ya que no existía conocimiento certero del día del nacimiento de Cristo.

De acuerdo a Lucas 2:8 cuando Cristo nació: “En la misma región había pastores que estaban en el campo, cuidando sus rebaños durante las vigilias de la noche”. Y si “estaban” en el campo obviamente no era diciembre, ya que en invierno los pastores no podían permanecer en los fríos y abiertos campos por la noche. Cristo nació seguramente durante el otoño judío.

La primera referencia a la Navidad que marcó el 25 de diciembre viene del segundo siglo después del nacimiento de Jesús. Se considera, de igual manera, que las primeras celebraciones de la Navidad fueron en reacción a la Saturnalia romanaunfestival de cosecha que marcaba el solsticio de invierno — el regreso del sol — y honraba a Saturno, el dios de la agricultura. La Saturnalia era un tiempo de alboroto, al cual se oponían hasta los más austeros líderes en la aún minoritaria secta cristiana. Según dice un erudito, la Navidad se desarrolló como un medio para reemplazar la adoración del sol (sun) con la adoración del Hijo (son), ambas palabras se pronuncian igual en inglés. Para el año 529 d.C., luego que el cristianismo se hubiera convertido en la religión oficial del estado en el Imperio Romano, el emperador Justiniano hizo de la Navidad una festividad cívica. La celebración de la Navidad llegó a su cúspide — algunos dirían que a sus peores momentos — en el período medieval, cuando se convirtió en un tiempo para consumo conspicuo y juerga incomparable.

USOS DEL SINO y SI NO

SINO es una conjunción adversativa y equivale a "pero sí". También puede ser sinónimo de "excepto" y de "más que".

Ejemplos: No quería pan, SINO tortillas. No llegó a ganar, SINO a competir.

Observe que después del SINO continúa una preposición, un pronombre personal o un sustantivo. Y la clave para saber cuándo es SINO unido, es agregándole el pronombre relativo QUE y si la oración sigue teniendo sentido, significa que no se puede separar. Ejemplos: No llegó a ganar, SINO (que) a competir. No fue a San Miguel, SINO (que) a La Unión. María no irá a la fiesta, SINO que se quedará trabajando.

SINO también es sinónimo de SUERTE, DESTINO, FORTUNA. Ejemplos: Era el sino de Karol Wojtyla llegar a convertirse en el papa Juan Pablo II. Su sino era quedarse soltera. Por mucho que estudiara, mi sino ha sido siempre copiar. Siempre ha sido pobre; desgraciadamente ese ha sido su sino.

SI NO es la unión de la conjunción condicional SI con el adverbio NO. Ejemplos: Si no te gusta la cartera, dámela que yo la usaré. Si no barre, no ensucie, por favor.

En estos casos anterior y en cualquier otro donde se aplique el SI separado del NO, el SI se puede suprimir y la oración seguirá teniendo sentido lógico. Veamos con los ejemplos ya citados: No te gusta la cartera, dámela que yo la usaré. No barre, no ensucie, por favor. Además, no admite el “que”, pues perdería todo sentido la expresión. Si no “que” te gusta…  

 Echo, echa, echas / hecho, hecha, hechas

Todas las formas del verbo echar (que significa, a grandes rasgos, ‘tirar’, ‘poner o depositar’ y ‘expulsar’) se escriben sin h:

Siempre echo los papeles a la papelera.

Si echas más sal al guiso lo estropeas.

Hay que echar la carta al buzón.

Tienes suerte si no te echa de aquí ahora mismo.

El verbo echar forma parte de la locución echar de menos, que significa ‘añorar’:

Te ecHo de menos.

¿Me habéis echado de menos?

O de la locución echar a perder, que significa ‘estropear’:

Siempre lo echas todo a perder.

También de la perífrasis echar a + infinitivo, que indica el comienzo de la acción expresada por el infinitivo:

Siempre se echa a reír en el momento más inoportuno.

Casi me echo a llorar.

 Aunque se pronuncian igual, no deben confundirse en la escritura las formas echo, echas, echa, del verbo echar,  que se escriben sin h, y las formas hecho, hecha, hechas, del participio del verbo hacer, que se escriben con h,al igual que el sustantivo masculino hecho (‘cosa que se hace o que sucede’), tanto cuando se utiliza como tal, como cuando forma parte de la locución de hecho (‘efectivamente, en realidad’):

¿Has hecho lo que te dije?

Aunque iba con prisa, dejó hecha la cama.

Ya están hechas las tortillas.

El hecho es que hemos solucionado el problema.

Quería olvidarla. De hecho, intenté no volver a verla.

USO CORRECTO DE SIGLAS Y SÍMBOLOS

  • Las siglas son palabras formadas con las iniciales de una institución, proceso o mecanismo. Algunas siglas se forman con las iniciales de los nombres que constituyen una expresión. Ejemplos: , se pronuncia u-nes.co y que corresponde a la.
  • Otras siglas se forman con letras o sílabas iniciales e incluso palabras de enlace. Ejemplos: OIT, que se pronuncia O-I-TE y que corresponde a la Organización Mundial del Trabajo;
  • Las siglas deben leerse tal como se escriben. Por ejemplo, las siglas de Administración Nacional de Alcantarillados es ANDA, y se lee AN-DA. Las siglas de Organismo No Gubernamental es ONG, y se lee o-ene-gé.
  • Las siglas se escriben de preferencia con letras mayúsculas y SIN PUNTO. Sin embargo, hay siglas que de tanto uso se convierten en sustantivo, como ha sucedido con láser. sida o sonar, y entonces se deben escribir con letras minúsculas.
  • Los artículos (u otro determinante) deben concordar en género y número con el concepto completo que representa la sigla. Ejemplos: el UNICEF, puesto que es el Fondo Internacional de las Naciones Unidas para la Ayuda a la Infancia, la ANDA, Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillas

SÍMBOLOS

Un símbolo es una o más grafías que representan a una palabra científica o técnica, estandarizado por organismos internacionales; es decir, que tienen valor universal e invariable, además de carecer de plural. Ejemplos: Mb = megabyte o megabytes   /  ha  = hectárea    /  E = Este

Los símbolos más comunes son los referidos a unidades de medida (m, kg, lx), elementos químicos (Ag, C, Fe), operaciones y conceptos matemáticos (+, ­, %), monedas ($, £, ¥, €, CLP) y puntos cardinales (N, S, SE). 

Los símbolos constituidos por letras son semejantes a las abreviaturas, pero se distinguen de ellas en los aspectos siguientes:

a) Se escriben siempre sin punto: cg por centigramo, N por Norte, He por helio.

b) No llevan nunca tilde, aunque mantengan la letra que la lleva en la palabra que representan: a (y no á) por área y ha (y no há) por hectárea.

c) No varían de forma en plural: 25 km por veinticinco kilómetros, 2 C por dos carbonos

EL ACENTO DIACRÍTICO

Existe en castellano un grupo de palabras que, para que podamos distinguirlas mejor se acentúan ortográficamente en uno de sus significados. Este acento, que sólo es un acento distintivo, es el que recibe el nombre de acento diacrítico. Solo algunas de las palabras que poseen más de un significado llevan este acento. A continuación se presenta un cuadro que contiene estas palabras. En él, se muestra cada palabra con y sin tilde, y luego aparece el significado y uno o más ejemplos en cada caso.

 SIN TILDE

Aun - adverbio (con el significado de hastatambiéninclusive o siquiera con negación) o cuando forma parte de una locución conjuntiva: aun cuando. Ej: Tomaré nota de sus opiniones, aun de aquellos que…

 El - Artículo. Ejemplo: El bueno, el malo y el feo.

Mas - Conjunción. Tengo mis dudas, mas que todo por haberme mentido...

Mi - Pronombre posesivo.Mi casa, mi cama y mi perro.

Se - Pronombre.Se fue y ni cuenta nos dimos.

Si - Conjunción condicional.Tendrás el trabajo si Dios lo quiere.

Te - Pronombre.Te lo dije. Te van a castigar.

Tu - Pronombre posesivo. Acá está tu dinero, disfrútalo.

De - Preposición.  Ejemplo: Los chistes de Pepito.

Solo – Adjetivo. Me encuentro en casa solo (sin nadie)

CON TILDE

Aún - adverbio de tiempo sustituible por todavía. Ejemplo: Ya son las once y aún no han llegado las tortillas.

 - Del verbo dar. Cuando pueda, dé limosna a los pordioseros.

Él - Pronombre personal. Me lo dijo él.

Más – Adverbio de cantidad. En este salón hay más niñas que señoras.

Mí - Pronombre personal.A mí me da lo mismo que vengas o te vayas.

Sé - Del verbo ser o saber.Sólo sé que no sé nada (Sócrates)Sé fuerte. No decaigas en tus metas.

Sí - Adverbio de afirmación.Suerte de José. María le dio el sí.

Té - sustantivo (bebida)

Tú - Pronombre personal.No preguntes que hace tu país por ti, sino que puedes hacer tú por El Salvador. (parodiando una frase de John F. Kennedy).

Solo – Adverbio (Únicamente) Cuando hay riesgo de ambigüedad con el adj. solo, puede escribirse sólo. Llegó sólo cuando todo había pasado.